Tierna Amistad

Un hombre pregunto a un sabio si debía quedarse

Léelo y dale compartir… muy bueno!!!

Un hombre pregunto a un sabio si debía quedarse
con su esposa o su amante…el sabio tomo dos
flores en su mano: una rosa y un cactus…
y le pregunto al hombre: si yo te doy a escoger una
... flor, cual eliges? y el hombre sonrió y dijo:
la rosa es lógico! y el sabio respondió: a veces los hombres
se dejan llevar por la belleza externa o lo mundano
y eligen lo que brille mas, lo que valga mas pero
en esos placeres no esta el amor, yo me quedaría
con el cactus por que la rosa se marchita y muere,
el cactus en cambio sin importar el tiempo o el clima
seguirá igual, verde con sus espinas, y un día dará la flor mas hermosa que jamás hayas visto,
tu mujer conoce tus defectos,tus debilidades, tus errores, tus gritos,
tus malos ratos y aun así esta contigo… tu amante conoce
tu dinero, tus lujos, los espacios de felicidad y tu sonrisa,
por eso esta contigo, ahora dime hombre con quien te quedaras?…
compártelo a todas las mujeres para que se sientan
orgullosas de ser cactus y a todos los hombres que
no saben lo que tienen y no valoran la tremenda
mujer que tienen a su lado.

10 comentarios:

  1. hey hey la mujer es la Rosa y el hombre el cactus aunque el chino diga lo contrario, alla no quieren mas que hombres y no mujeres (al menos no igual), pero ni modo ahi que quede ya me dio sueño, buenas noches

    ResponderEliminar
  2. Buena eleccion...la verdad es lo mas importante en la vida...

    ResponderEliminar
  3. Belleza espíritu fuerte elegida
    Al lado de la lucha del hombre fuerte que la belleza exterior

    ResponderEliminar
  4. dedicado para puchy de cuevas y abril segura garay

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Esa historia está mal construida. Niega el derecho que tiene la esposa de ser bella. El autor asume de entrada que la rosa es la amante.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cuál es la intención de un texto tan ridículo como éste? En este texto absurdo, la responsabilidad y la culpabilidad del hombre en un acto de traición a su mujer, queda totalmente invisibilizado por la estúpida pregunta de con quién se debería quedar ¡¿él?! Oh, sí, amo y señor, él decide, como si se tratara de un concurso de Miss Universo con quien se queda. Y nada más ni nada menos que porque su mujer depende de él económicamente, no puede ella decir ni pío ¿no?

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores