PAPA. CUANTO GANAS?

PAPA. CUANTO GANAS? La noche había caído ya. Sin embargo, un pequeño hacía grandes esfuerzos por no quedarse dormido; el motivo bien valía la pena: estaba esperando a su papá. Los traviesos ojos iban cayendo pesadamente, cuando se abrió la puerta; el niño se incorporó como impulsado por un resorte, y soltó la pregunta que lo tenía tan inquieto: -Papi, ¿cuánto ganas por hora? -dijo con ojos muy abiertos. El padre, molesto y cansado, fue tajante en su respuesta: -Mira hijo, eso ni siquiera tú madre lo sabe, no me molestes y vuelve a dormir, que ya es muy tarde. -Si papi, sólo dime, ¿cuánto te pagan por una hora de trabajo? -reiteró suplicante el niño. Contrariado, el padre apenas abrió la boca para decir: -Doscientos pesos. -Papi, ¿me podrías prestar cien pesos? -preguntó el pequeño. El padre se enfureció, tomó al pequeño del brazo y en tono brusco le dijo: -Así es que para eso querías saber cuánto gano, ¿no?. Vete a dormir y no sigas fastidiando, muchacho.... El niño se alejó tímidamente y el padre, al meditar lo sucedido, comenzó a sentirse culpable: "Tal vez necesita algo", pensó, y queriendo descargar su conciencia se asomó al cuarto de su hijo y con voz suave le preguntó: -¿Duermes hijo? -Dime papi, respondió él entre sueños. -Aquí tienes el dinero que me pediste. -Gracias papi -susurró el niño mientras metía su manita debajo de la almohada, de donde sacó unos billetes arrugados-. ¡Ya completé! -gritó jubiloso-. Tengo, doscientos pesos..., ahora papá: ¿ME PODRÍAS VENDER UNA HORA DE TU TIEMPO?

LOS HIJOS SE VAN.

Hay que aceptarlos con esa condición, hay que criarlos con esa idea, hay que asumir esa realidad. No es que se van... es que la vida se los lleva. Ya no eres su centro. Ya no eres propietario, eres consejero. No diriges, aceptas. No mandas, acompañas. No proyectas, respetas. Ya necesitan otro amor, otro nido y otras perspectivas. Ya les crecieron alas y quieren volar. Ya les crecieron las raíces y maduraron por dentro. Ya les pasó las borrascas de la adolescencia y tomaron el timón. Ya miraron de frente la vida y sintieron el llamado, para vivirla por su cuenta. Ya saben que son capaces de las mayores aventuras, y de la más completa realización. Ya buscarán un amor, que los respete, que quiera compartir sin temores ni angustias las altas y las bajas en el camino que les endulce el recorrido y los ayude en el fin que quieren conseguir. Y si esa primera experiencia fue equivocada, tendrán la sabiduría y las fuerzas para soltarlas, así, otro amor les llegará para compartir sus vidas en armonía. Ya no les caben las raíces en tu maceta, ni les basta tu abono para nutrirse, ni tu agua para saciarse, ni tu protección para vivir. Quieren crecer en otra dimensión, desarrollar su personalidad, enfrentar el viento de la vida, al sombro del amor y al rendimiento de sus facultades. Tienen un camino y quieren explorarlo, lo importante es que sepan desandarlo, tienen alas y quieren abrirlas. Lo importante es el corazón sensible, la libertad asumida y la pasión a flor de piel. Que la rienda sea con responsabilidad, y la formación, llena de luz. Tú quedas adentro. En el cimiento de su edificio, en la raíz de su árbol, en la corteza de su estructura, en lo profundo de su corazón. Tu quedas atrás. En la estela luminosa que deja el barco al partir. En el beso que les mandas. En el pañuelo que los despide. En la oración que los sigue. ¡En la lágrima que los acompaña! Tú quedas siempre en su interior aunque cambies de lugar.

HUMILDAD

Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: - Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más? Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: -Estoy escuchando el ruido de una carreta... -Eso es, dijo mi padre. Es una carreta vacía. Pregunté a mi padre: ¿Cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos? Entonces mi padre respondió: - Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuánto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace. Hoy, cuando veo a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo: "Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace". La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás descubrirlas. "Nadie está más vacío, que aquel que esta lleno del Yo mismo.

LA MAMA MAS MALA DEL MUNDO

Yo tuve la mamá más mala del mundo. Mientras los otros niños no tenían que desayunar, yo tenia que comer cereal, huevos y pan tostado. Cuando los demás tomaban refrescos gaseosos y dulces para el almuerzo, yo tenía que comer emparedado. Mi madre siempre insistía en saber donde estábamos. Parecía que estábamos encarcelados. Tenia que saber quienes eran nuestros amigos y lo que hacíamos, insistía en que si decíamos que íbamos a tardar una hora, solamente nos tardaríamos una hora. Me da vergüenza admitirlo, pero hasta tuvo el descaro de romper la ley contra el trabajo de niños menores, hizo que laváramos trastes, tendiéramos camas, aprendiéramos a cocinar y muchas cosas igualmente crueles. Creo que se quedaba despierta en la noche pensando en las cosas que podría obligarnos a hacer, siempre insistía en que dijéramos la verdad y nada más que la verdad. Para cuando llegamos a la adolescencia, ya fue más sabia y nuestras vidas se hicieron aun más miserables. Nadie podía tocar el claxon para que saliéramos corriendo. Nos avergonzaba hasta el extremo, obligando a nuestros amigos a llegar a la puerta para preguntar por nosotros. Mi madre fue un completo fracaso, ninguno de nosotros ha sido arrestado, cada uno de mis hermanos ha servido en una misión y también ha servido a su patria y... a quien debemos culpar de nuestro terrible futuro? Tienen razón, a nuestra mala madre. Vean de todo lo que nos hemos perdido. Nunca hemos podido participar en una demostración de actos violentos y miles de cosas más que hicieron nuestros amigos. Ella nos hizo convertirnos en adultos educados y honestos. Usando esto como marco, estoy tratando de educar a mis hijos de la misma manera, estoy lleno de orgullo cuando mis hijos me dicen que soy malo y verán... doy gracias a Dios por haberme dado a "LA MAMÁ MÁS MALA DEL MUNDO".

Oracion de gracias...

Es maravilloso Señor: Tener los brazos abiertos, cuando hay tantos mutilados. Que mis ojos vean, cuando hay tantos sin luz. Que mis manos trabajen, cuando hay tantas que mendigan. Que tenga salud, cuando hay tantos enfermos. Que tenga seres queridos, cuando hay tantos solitarios. Que mi voz cante, cuando hay tantas que enmudecen. Que maravilloso Señor: Tener abrigo, techo y sustento, cuando hay tantos en la calle. Es maravilloso volver a casa, cuando hay tantos que no tienen a donde ir. Es maravilloso amar, vivir sonreir y soñar, cuando hay tantos que odian, lloran y se revuelven en pesadillas. Es maravilloso tener un DIOS en quien creer, cuando hay tantos que no sienten consuelo ni tiene fe. Es maravilloso Señor...... sobre todo, tener tan poco que pedir y tanto que agradecer.

La verdadera amistad

Hace tiempo al estar en mi casa, siendo como las 11:00 de la noche, recibí la llamada telefónica de un muy buen amigo mío... me dio mucho gusto su llamada y lo primero que me pregunto fue: ¿Cómo estas? (sin saber porqué lo dije), contesté :"solísimo". Mi amigo que siempre se ha caracterizado por ser muy perceptivo, me contestó. Esa respuesta quiere decir que te pasa algo... Quieres que platiquemos? Le respondí que sí y me dijo, quieres que vaya a tu casa? y respondí que sí. Colgó el teléfono y en menos de quince minutos él ya estaba tocando a mi puerta... Pasa, le dije. Quieres tomar algo? Me respondió, pues lo mismo que tú... Rápidamente nos encontrábamos platicando muy a gusto, él empezó con sus clásicas bromas para romper el hielo que me hicieron reír como no lo había hecho en varios días y luego pasamos a la parte seria de la plática, él con su cara de atento me dijo: “Andale, platícame qué te pasa”. Yo empecé con mi principal preocupación que era el trabajo, le comenté que me sentía muy presionado por tanto trabajo que ya no aguantaba más. El como siempre me dio el mejor de los consejos, el ánimo para seguir adelante y no mirar atrás, en general me hizo sentir muy bien. Cuando terminé ese tema le dije, sabes que? Hay otras cosas que me preocupan... y me dijo sonriendo: “Pero mi amigo, para eso estoy aquí, dime todo lo que quieras”. Total, hablé por horas y horas, de todo, de mi familia, de mi novia, de mis deudas, de todo y él atento siempre, me escuchó, se nos hizo de día yo estaba totalmente cansado sentimentalmente, me había hecho mucho bien su compañía y sobre todo que me escuchara y que me apoyara y me hiciera ver mis errores. Me sentía muy a gusto y cuando él notó que yo ya me encontraba mejor, me dijo... bueno, pues me retiro tengo que ir a trabajar... Yo me sorprendí y le dije: “Pero porque no me habías dicho que tenias que ir a trabajar? Mira la hora que es, no dormiste nada, te quité tu tiempo toda la noche”. El sonrió y me dijo, no hay problema para eso estamos los amigos. Yo me sentía cada vez más feliz y orgulloso de tener un amigo así. Lo acompañé a la puerta de mi casa... y cuando él caminaba hacia su automóvil le grité desde lejos... Oye amigo, y a todo esto... porqué llamaste anoche tan tarde? El regresó y me dijo en voz baja: “Es que te quería dar una noticia”. Le pregunté: “Qué pasó?” y me dijo: “Fui al doctor y me dice que mis días están contados. Tengo un tumor cerebral, no se puede operar, y solo me queda esperar”. Yo me quedé mudo... él me sonrió y me dijo: “Que tengas un buen día amigo”. Se dio la vuelta y se fue. Pasó un buen rato para cuando asimilé la situación y me pregunté una y otra vez, porqué cuando él me preguntó? ¿cómo estás? me olvidé de él y sólo hablé de mí ¿qué habrá pensado él de mis "problemas" cuándo el tenía el suyo?. Y ni siquiera me lo había dicho. Porqué yo no pregunté ¿Cómo tuvo la fuerza de sonreírme, de darme ánimos, de decirme todo lo que me dijo, estando él en esa situación? Esto es increíble. Desde entonces mi vida ha cambiado, suelo ser más crítico con mis problemas y suelo disfrutar más de las cosas buenas de la vida, ahora aprovecho mas el tiempo con la gente que quiero. Por ejemplo él... todavía vive y procuro disfrutar más el tiempo que convivimos y platicamos, sigue disfrutando de sus chistes, de su locura, de su seriedad, de su sabiduría, de su temple, de mi amigo. "Los verdaderos amigos son como la sangre acude a la herida sin necesidad de llamarlos". "No hay amor más grande que dar la vida por los amigos".

Bendice y Suelta

El proceso de transformación comienza cuando te das cuenta de tu insatisfacción o descontento con tu realidad actual. Energéticamente, esto ya ha ocurrido para ti en espíritu en tus niveles más altos de ser, y cuando eso empieza a entrar en la densidad de tu conciencia física, mental y emocional, puedes o bien empezar a juzgar o buscar lugares para soltar energía. Si juzgas a la situación, estás empoderando a tu miedo. Si la bendices y la sueltas, abrazas las nuevas energías que son posibles para ti y permites que se produzca la transformación. La transformación se produce con la liberación –por medio de la desconexión energética y clausura– de lo que ya no sirve a tu bien más elevado y camino de ascensión. En espíritu, éste es un proceso natural y permite que la ascensión se produzca sin esfuerzo. La Ascensión es un movimiento de la energía desde un nivel menor a uno mayor, es un despertar de tu divinidad y una re-conexión de lo humano y lo divino dentro de ti. Pero, dentro de la densidad de la humanidad, es una oportunidad para el juicio y el miedo, de asumir un nivel de compleción que podría no ser un potencial para una situación. Tu ego quiere tener éxito, alegría y paz con toda situación. A veces simplemente debes bendecir y soltar. La clausura emocional que el ego desea es siempre una que honre su propio propósito, el cual puede estar desalineado con el saber de tu alma que todo está en orden divino, que has aprendido lo que necesitas y estás energéticamente completo. Compleción energética no es lo mismo que compleción emocional y mental, que son los ámbitos del ego. El ego quiere ser recompensado por sus esfuerzos, sacrificios, contribuciones y energía. El alma quiere que conozcas una transición sin esfuerzo hacia nuevas dimensiones de ser que se logran cuando bendices y sueltas. Al inhalar las bendiciones del aprendizaje que has experimentado, exhala soltando todas las conexiones energéticas, permite que la gracia de la fluidez te dé clausura y complete la sanación, de modo que pueda producirse la transformación. Suelta la conexión emocional con el miedo y el dolor e introduce una conexión con la alegría y la paz, permite que la clausura energética se extienda también a tus emociones para que recuerdes que eres digno de la alegría, la paz y el amor que tu espíritu desea para ti y sabe que es posible cuando estás dispuesto a bendecir y soltar la energía y, por medio de esto, crear paz dentro del ego y las emociones .

Qué es Servir a Otros?

Qué es Servir a Otros? Servir es sembrar … sembrar semillas buenas … No es preciso haberlas cosechado… Ellas manan milagrosamente de las recónditas alforjas de nuestro espíritu a través de nuestro corazón. Servir es servir a todos y a cualquiera que nos llame. No preferentemente a aquellos quienes, a su vez, puedan alguna vez servirnos a nosotros. Servir es sembrar siempre, siempre... sin descanso, aunque solo sean otros los que recojan y saboreen las cosechas. Servir es mucho más que dar con las manos algo que tienes… Es dar con el alma lo que tal vez... nunca nos fue concedido. Servir es disfrutar y brindar afecto, bondad, cordialidad, apoyo moral, amor por sí mismo y a veces ayuda material. Servir es repartir alegría, es infundir fe, estima, admiración, respeto, gratitud, sinceridad, honestidad, libertad, optimismo, confianza y esperanza. Servir es en verdad… dar más de lo que recibimos en la vida y de la vida. “SERVIR ES SER COMO EL ARBOL DE SÁNDALO… QUE PERFUMA EL HACHA QUE EN OCASIONES MALTRATA SU TRONCO”

La Tristeza tiene su belleza y cumple su función

La Tristeza tiene su belleza y cumple su función La Tristeza es parte de nosotros, es una expresión natural. No hay nada de malo con la tristeza, el conflicto surge porque la juzgamos como mala. De niños nos enseñaron que llorar era malo, a los hombres se les dijo "Los hombres no lloran" y miren en lo que se convirtió la humanidad por haber reprimido su naturaleza sensible. La tristeza es una emoción natural, la ira es una emoción natural, la belleza del ser humano es que es emocional, se estremece y se mueve en el río de la vida sintiendo. Lo que nos sucedió es que nos enseñaron a reprimir estas emociones, nos hicieron creer que eran feas, y empezamos a sentirnos avergonzados y a esconderlas, entonces se tornaron anti naturales, se distorsionaron, se enfermaron, comenzaron a salir cuando menos lo esperamos de forma inconsciente y violenta, por eso hay tanta violencia en el mundo, somos como bombas de tiempo. Los niños no tienen estos juicios sobre sus emociones, son completamente emocionales; lloran, ríen, gritan, y luego ríen de nuevo, vuelven a llorar. Si se les permite expresarse de forma natural se sentirán espontáneos y liberados para ser de nuevo, pero cuando no se les permite llorar o expresarse, comienzan a sentir que hay algo malo con ellos, allí comienza el condicionamiento, el conflicto, el trauma, la falta de confianza en si mismo. Esto es lo que nos ha sucedido, no confiamos en lo que sentimos porque se nos dijo que era inadecuado, que había que sonreír aunque lo que queríamos en ese momento era llorar, se nos enseño a ser falsos, tuvimos que ponernos una máscara. Cuando la tristeza es real, es bella, se llora y se transforma, cuando la ira es real es bella, si se siente y expresa (de forma consciente, sin tirarle el veneno a nadie encima), nos apoya a conectar con nuestra fuerza para seguir adelante, y esta energía poderosa se trasforma. Pero cuando ponemos en nuestra cara una sonrisa falsa, nos estamos engañando a nosotros mismos, porque podemos tener un discurso diplomático, pero la energía no miente. El trabajo de despertar la consciencia nos exige que seamos reales; llorar nuestra tristeza cuando aparece es honrar nuestra verdad, y la sonrisa verdadera aparecerá en nuestro rostro cuando hayamos liberado el dolor. La tristeza tiene su belleza porque nos ayuda a ir profundo, a tocar espacios dentro de nosotros que sería imposible descubrir sin sentirla, pero hay que permitir que se manifieste, tenemos que darle espacio con amor, acogerla, darle la bienvenida porque nos está indicando que algo quiere salir para hacerlo consciente, para liberarlo y sanarlo. La mejor forma de transitar a través de la tristeza es sentirla con totalidad, hacerla nuestra amiga, tratándola con amor le perdemos el miedo, y ella se irá más rápido de lo que podamos imaginar, porque sin resistencias, simplemente estamos dejando que entre la luz en esos espacios sombríos, es allí donde se necesita elevar la vibración, y lo hacemos posible diciendo Sí al proceso. Bienvenida amiga tristeza, gracias, te amo, te siento, te lloro y te suelto, te dejo ir.... Realmente lo que estoy haciendo es creando espacio para la alegría, porque sin la experiencia de la tristeza, no podríamos reconocer ni valorar la experiencia de la alegría, son las dos caras a de la misma moneda, naturalmente se seden el paso la una a la otra, negar alguna de las dos es represión, y al reprimir la tristeza automáticamente reprimimos la alegría. Así pues, cuando después de sentir, soltamos la tristeza, se manifiesta una alegría real y espontánea, sucede sin esfuerzo; es una alegría que no es euforia porque algo exteriormente sucedió como queríamos, no; es la alegría que brota de la serenidad interna, es profunda, no tiene explicación, viene de dentro, es divina, no necesita de nada externo para manifestarse, es la alegría de SER.

En el vientre de una mujer embarazada.

En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro: -¿Tú crees en la vida después del parto? - Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde. - ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida? - No lo sé pero seguramente... habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca. - ¡Eso es absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo! El cordón umbilical es por donde nos alimentamos. Yo te digo una cosa: la vida después del parto está excluida. El cordón umbilical es demasiado corto. - Pues yo creo que debe haber algo. Y tal vez sea sólo un poco distinto a lo que estamos acostumbrados a tener aquí. - Pero nadie ha vuelto nunca del más allá, después del parto. El parto es el final de la vida. Y a fin de cuentas, la vida no es más que una angustiosa existencia en la oscuridad que no lleva a nada. - Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del parto, pero seguro que veremos a mamá y ella nos cuidará. - ¿Mamá? ¿Tú crees en mamá? ¿Y dónde crees tú que está ella? - ¿Dónde? ¡En todo nuestro alrededor! En ella y a través de ella es como vivimos. Sin ella todo este mundo no existiría. - ¡Pues yo no me lo creo! Nunca he visto a mamá, por lo tanto, es lógico que no exista. - Bueno, pero a veces, cuando estamos en silencio, tú puedes oírla cantando o sentir cómo acaricia nuestro mundo. ¿Sabes?... Yo pienso que hay una vida real que nos espera y que ahora solamente estamos preparándonos para ella.

SI YO FUERA DIOS...TE DIRÍA

SI YO FUERA DIOS...TE DIRÍA Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida. Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti. He dejado las estrellas en el firmamento, las flores del campo, el amanecer y el atardecer para que me veas, las aves cantoras, el murmullo de la brisa, para que me oigas, he dejado los frutos y nada he querido negarte para que siempre me recuerdes y sepas que te amo. ¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa. Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti, mi casa esta en ti , en todo los hombres y mujeres, en todas las cosas que existen; esa es mi casa. Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo. Eres tu mismo que te has encadenado a ti mismo, a tus vibraciones negativas; te has encadenado a la envidia, al egoísmo, al odio, a la vanidad, a los celos, a todo eso te has atado; eres solo tu quien ha querido sufrir. Te he dejado un paraíso y tu lo has querido convertir en lo que tu llamas infierno. El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría, todos esos falsos e inocentes ángeles vestidos de negro o que usan otros atuendos que dicen que son cabeza de una religión y dicen representarme en la tierra, ellos son son los verdaderos pecadores. Has caso omiso a lo que ellos te dicen, porque nunca podrías avergonzarte de lo que nunca me he avergonzado en darte y de lo que te he puesto para que multipliques tu especie y puedas sentir los placeres sanos que sientes. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer. Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus padres, en los ojos de tus hijos o los del ser amado… ¡No me encontrarás en ningún libro! Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de esas falsas leyes, que solo están hechas para beneficiar a un hombre o a un grupo de hombres; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti. Esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas. Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno. No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir. Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti. Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu ser amado, cuando logras ver los ojos de tus hijos, Cuando me ves en la sonrisa de tus padres. Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy? Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo. Que el mundo sea testigo también de tu obra porque soy en ti también dios, ese dios de tus corazones. No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro... ahí estoy, latiendo en ti.

Porque lloras?

Porque lloras? por un amor.. -Que te hizo? muuuucho daño -Aun lo quieres? Demasiiado -Lo podras olvidar? Ojala -Porque ojala? Porque me hizo sufrir .. -El te quiiere? NO .. -Lo intentastes? Hice todo lo que pude . -Te comprendio? Es que no tiene corazon .. -Y tu tienes corazon? Me lo rompieron .. -Y como vives? Ya no vivo .. -Quien habla? Mi alma .. -Y tu cuerpo? Esta ahogado en un mar de lagrimas .. - Pues yo te amo - Y tu quien eres? -Soy la persona que mas te ama en este mundo soy DIOS!!

Gracias, Señor, por darme la vida !

Gracias, Señor, por darme la vida ! Gracias Dios por darme vida Por ser lo que soy Por estar donde estoy Por tener lo que tengo Gracias por lo que me darás. Gracias por mi familia Que es lo más especial que me has dado Gracias por mis estudios Porque de ahí puedo sacar mis conocimientos. Gracias por mis conocimientos Porque con ellos sé que puedo lograr grandes cosas Gracias por darme inteligencia Porque con ella sabré a donde ir. Gracias por permitir cometer mis propios errores Porque así me demostraré que soy capaz de superar grandes cosas. Gracias por permitirme ocupar este espacio en este tiempo Porque sé que es lo que he elegido Te pido que siempre me lleves contigo Que siempre me des el don del Perdón Y que siempre me des la virtud de Amar..

Una mujer exquisita:

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz. Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo… es aquella que con tan solo una sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida. Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño por hacer felices a los demás. Una mujer exquisita no es la más ardiente, sino la que vibra al Hacer al amor solamente con el hombre que ama. Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada por ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO. Y un hombre, un hombre exquisito es aquel que valora una mujer así.

AQUI ESTOY......

AQUI ESTOY...... Cuando algún día te sientas solo y necesites una mano amiga,aquí estoy, toma la mía. Cuando una lágrima resbale y no encuentres un paño para limpiarla,aquí estoy, toma el mío. Cuando te sientas en la nada, y no sepas como sonreír, aquí estoy, toma mi risa. Cuando la lejanía de todos te haga sentir vacío,aquí estoy, cerca tuyo. Cuando te encuentres sin valor para enfrentar cada uno de tus días,aquí estoy, soy valentía. Y cuando no quieras hablar porque las palabras huyeron de ti, aquí estoy, soy silencio. Cuando sólo necesites que alguien se siente a tu lado,aquí estoy, soy compañía… Cuando el frío te invada y necesites un brazo en tu espalda, aquí estoy, toma mi abrazo. Cuando quieras llorar sin decir nada porque la pena te embarga, aquí estoy, soy tu continente. Cuando quieras derramar alegría porque eres feliz, aquí estoy, hazme feliz. No mires mi pequeñez, no mires mis tantas flaquezas, toma lo que necesites de mí. Aquí estoy, soy tu amigo.

" NO ESPERES..."

No esperes ser amad@ para amar . . . No esperes estar solo para reconocer el inmenso valor de un amig@ . . . No esperes el luto del mañana para reconocer la importancia de quienes están hoy en tu vida . . . No esperes tener el mejor de los empleos para ponerte a trabajar ... No esperes la nostalgia del otoño para recordar un consejo . . . No esperes ... No esperes la enfermedad para reconocer que tan frágil es la vida . . . No esperes a la persona perfecta para entonces enamorarte . . . No esperes el dolor para pedir perdón . . . No esperes la separación para buscar la reconciliación . . . No esperes el dolor para elevar una oración . . . No esperes elogios para creer en ti mism@ . . . No esperes ... No esperes que los demás tomen la iniciativa, cuando sabes que tu has sido el culpable . . . No esperes el "yo también" para decir "te amo" . . . No esperes tener dinero por montones para entonces ayudar al pobre ... No esperes el día de tu muerte si aún no has amado la vida . . . ¿qué estás esperando ?.

LAGRIMAS DE MUJER

"¿Por que lloras mamá?" le preguntó un niñito a su madre. "Porque soy mujer" le contestó la mujer. "Pero, yo no entiendo", dijo el niño. Su madre se inclinó hacia él y abrazándolo le dijo, "Y nunca lo entenderás"... Más tarde el niñito le preguntó a su padre: "¿Por qué mamá llora a veces sin ninguna razón?". "Todas las mujeres lloran siempre sin ninguna razón". Era todo lo que el padre le podía contestar. El pequeño niño creció y se convirtió en todo un hombre, preguntándose todavía por qué era que las mujeres lloraban. Un día el niño convertido en hombre se arrodilló y le preguntó a Dios: "Dios : ¿Por qué lloran tan fácilmente las mujeres?" Y Dios le dijo : - Cuando hice a la mujer tenía que ser algo especial. Hice sus hombros suficientemente fuertes como para cargar el peso del mundo entero, pero a la misma vez lo suficientemente suave para confortar a quien lo necesite. - Le di una inmensa fuerza interior para que pudiera soportar el dolor de dar a luz y hasta el rechazo que muchas veces proviene de sus propios hijos. - Le di una dureza que le permite seguir adelante y cuidar a su familia a pesar de las edades y la fatiga y sin quejarse aun cuando otros se rinden. - Le di la sensibilidad para amar a un niño bajo cualquier circunstancia, aun cuando su niño la haya lastimado mucho. Esa misma sensibilidad que hace que cualquier tristeza, llanto o dolor del niño desaparezca y que le hace compartir las ansiedades y miedos de la adolescencia e incluso de la edad madura... - Le di la fuerza suficiente para que pudiera perdonar las faltas a su esposo y la moldeé de una de sus costillas para que ella pudiera cuidar de su corazón. - Le di sabiduría para saber que un buen esposo nunca lastimaría a su esposa y a veces le pongo pruebas para medir su fuerza y su determinación para mantenerse a su lado a pesar de todo. - Le di lágrimas de las reales que brotan de ella exclusivamente cuando su ser necesita expresarse más allá de las palabras. - Esa es su única debilidad...lágrimas que piden perdón por los errores y la dureza del corazón de la humanidad". Le doy gracias a Dios por haber creado a la mujer. Le doy gracias a Dios por mi madre, mis hermanas, mis hijas, mis amigas, mis primas... Y .... a esos hombres que tienen mujeres en sus vidas, que aprendan a valorarlas y a conocerlas en la dimensión en que Dios las creó.

Los Diez Mandamientos de los Niños a sus Padres

Mis manos son pequeñas, por favor no esperes perfección cuando tiendo la cama, hago un dibujo, o lanzo la pelota. Mis piernas son pequeñas, por favor camina más lento para que pueda ir junto a ti. Mis ojos no han visto el mundo como tú lo has visto, por favor déjame explorarlo, no me limites innecesariamente. El trabajo siempre estará allí. Yo seré pequeño sólo por un corto tiempo, por favor tómate un tiempo para explicarme las cosas maravillosas de este mundo y hazlo con alegría. Mis sentimientos son frágiles, te pido por favor que estés pendiente de mis necesidades, no me retes todo el día (a ti no te gustaría ser retado por ser tan duro). Trátame como a ti te gustaría ser tratado. Soy un regalo especial de Dios, por favor atesórame como Él quiso que lo hicieras, respetando mis acciones, dándome principios y valores con los cuales vivir, y enseñándome amorosamente. Necesito tu apoyo y tu entusiasmo, y no tus críticas para crecer. Por favor no seas tan estricto, recuerda: puedes criticar las cosas que hago sin criticarme a mí. Por favor, dame libertad para tomar decisiones propias. Permite que me equivoque para que pueda aprender de mis errores. Así algún día, estaré preparado para tomar las decisiones que la vida requiere de mí. Por favor, no hagas todo por mí. De alguna forma, eso me hace sentir que mis esfuerzos no cumplieron con tus expectativas. Yo sé que es difícil, pero deja de compararme con mi hermano, o hermana. No temas alejarte de mí por un corto tiempo. Los niños necesitamos vacaciones de los padres, así como los padres necesitan vacaciones de sus hijos. Llévame a la Iglesia, o dame ejemplos de vida espiritual, para que yo disfrute aprendiendo.

NO ABANDONES LA ESPERANZA...

No abandones la esperanza. La esperanza te da la fuerza para seguir adelante, cuando sientas que ya nada te importa. Nunca dejes de creer en Dios. Mientras creas que puedes lograrlo, tendrás un motivo para intentarlo. No dejes que nadie retenga tu felicidad en sus manos; sujétala en las tuyas para que siempre esté cerca de tí. No esperes que lo que deseas venga a tí. Búscalo con toda tu alma, sabiendo que la vida te encontrará a la mitad del camino. No sientas que has perdido cuando tus planes y sueños no alcanzan a cumplir tus anhelos. Cada vez que aprendes algo nuevo sobre tí o sobre la vida, has avanzado. No hagas nada que disminuya tu propio respeto. El estar satisfecho con uno mismo es esencial para estar satisfecho con la vida. Nunca te olvides de reír ni dejes que el orgullo te impida llorar. Cuando reímos y lloramos es cuando vivimos a plenitud. Mantener la mente despejada, tener las ideas claras,y sobre todo y ante todo,nunca perder la última gota de optimismo es lo básico para poder seguir adelante.

Te mereces ser un premio, no un entretenimiento

Eres mujer, eres valiosa y no un plato de segunda mesa. Por mucho que te enamore la mirada de un buen hombre, si resulta que él tiene mujer, déjale, vete y huye. No mereces el desprecio de ser amada en ratos libres, cuando no sea visto y cuando a él le venga bien. Una mujer que se sabe valorar sabrá hacerse valorar. Tú eres valiosa, una mujer, un premio y no un mero entretenimiento. Muchas veces nos ha pasado que conocemos a una persona y en cuanto la vemos pensamos que estamos destinados a estar juntos. Un simple coqueteo, una mirada y una sonrisa, puede bastarnos para imaginar que será el mejor romance de nuestra vida. Todo de esa persona te gusta, hasta que descubres que tiene novia. Tu mundo se cae, y con aquella promesa de que las cosas entre los dos no van bien, piensas que tal vez podrás llenar el lugar que aquella persona no lo puede llenar. Los días pasan, las conversaciones se mantienen y la ilusión crece más, y hasta estás dispuesta a hacer todo lo que él quiera porque no imaginas tu vida sin su presencia. Muchas veces esto nos pone en el lugar de un engaño, y las mentiras para retenerlo a nuestro lado crecen.Incluso llegamos a pensar que ser “la otra” no es malo, y a creer que nos quiere, que no es que nos utilice cuando puede y quiera. Pero como mujeres hay algo de lo que jamás debemos olvidarnos: no fallarnos a nosotras, porque como mujeres y personas debemos exigir respeto de la misma manera que nosotros lo damos. Si una persona no te valora de la manera que tú lo haces, date la vuelta y encuentra a otra que sí la haga. Esta frase puede sonar a repetida pero es verdad, afuera hay alguien que te está esperando, quien puede hacerte feliz, quien te complemente, quien de verdad te necesite. Un verdadero hombre respeta a una mujer, no la trata como plato de segunda mesa. Para él, ella es la única y la indicada. El amor se complementa. Primero confía en Dios y aprende a guardar tu corazón, porque depende de Dios quien en verdad necesita estar en tu futuro, no lo que tu deseas. Él nos tiene preparadas muchas bendiciones junto a un buen hombre, a un verdadero. Y sabrás que es el correcto porque tu corazón lo dirá. No dejes al destino tu futuro,debes forjar tu propio destino.

Los Abuelos....

Benditos los que son capaces de comprender que me tiembla el pulso y que mis pasos son lentos y vacilantes. Benditos los que se acuerdan de que mis oídos ya no oyen bien y que a veces no entiendo todo. Benditos los que saben que mis ojos ya no ven bien, y no se impacientan cuando se me cae algo de las manos y se rompe. Benditos los que no se avergüenzan de mi torpeza al comer y me hacen un lugar en la mesa familiar. Benditos los que me escuchan aunque les cuente mil veces el mismo cuento, o los mismos recuerdos de mi juventud. Benditos los que no me hacen sentir de más y me demuestran su afecto con delicadeza y respeto. Benditos los que me tiendan su mano cuando me llegue la noche y deba presentarme ante Dios.

¡Olvídalo!


Lo que te hace daño… ¡Olvídalo!
* Las resacas que dejaron las tormentas… ¡Olvídalas!
* Los pasos tambaleantes, los pasos retrasados, los pasos hacia atrás… ¡Olvídalos!
* Las veces que pasaste ignorado, inadvertido, lastimado… ¡Olvídalas!
* Los sueños consumidos, las ilusiones hechas cenizas, los intentos hechos polvo y el amor hecho recuerdo… ¡Olvídalos!

* Las veces que latió tu corazón y nadie se dio cuenta, que quisiste hacer y no te dejaron, que abriste los ojos y te cerraron los párpados… ¡Olvídalas!
* Las estrellas apagadas, los días opacos, el tiempo en blanco, la luna dividida y las horas de cerrazón… ¡Olvídalas!
* El manto de insignificancia, de masa, de anonimato… de rutina…¡Olvídalo!
* Las espinas largas y hondas, los secretos angustiosos y tristes, las piedras altas e insalvables… ¡Olvídalas!
* Las semillas que se te quedaron dormidas, los vuelos que se te quedaron a ras de tierra, las rosas que se secaron antes de tiempo… ¡Olvídalas!
* La cáscara de la semilla, el lucimiento de la vanidad, la máscara del hombre y el ropaje de la verdad… ¡Olvídalo!

* No vivas hacia atrás.
* No comiences recargado de sombras.
* No des la espalda a la luz.
* No te reflejes en lo que pasaste.
* No te aferres al mismo punto de partida


Párate en la proa de tu barco, levanta de nuevo las velas, mira hacia lo largo y lo ancho del mar …
… cuando te convenzas de su inmensidad encontrarás otro camino y, cuando mires al cielo parecerás gaviota que apartándose de todo encuentra el camino.


Con el pasado aprendes, con el presente renaces y con el futuro sueñas.
Vivir empezando, es la forma de llegar.

Lo demás… ¡Olvídalo!

Mujer completa

Que nadie haya sido tan afortunado de darse cuenta la mina de oro que tú eres, no significa que brilles menos.
Que nadie haya sido lo suficientemente inteligente para darse cuenta que mereces estar en la cima, no te detiene para lograrlo. 

Que nadie se haya presentado aún para compartir tu vida, no significa ese dia este lejos. 


Que nadie haya venido a alejar la soledad con su amor, 
no significa que debas conformarte con lo que sea.
Que nadie te haya amado con esa clase de amor que has soñado, no significa que tengas que conformarte con menos.
Que aún no hayas recogido las mejores cosas de la vida, no significa que la vida sea injusta.
Que nadie haya notado los avances en tu vida, no te da permiso para detenerte. 

Que nadie se haya dado cuenta la hermosa mujer que tú eres, no significa que no seas apreciada. 


Que esperes y pienses en un hermoso príncipe para tí, 
no significa que tú no seas ya una reina.
Sólo porque tu situación no parece estar progresando por ahora, no significa que necesites cambiar nada.
Sigue brillando,
Sigue corriendo,
Sigue esperando,
Sigue viviendo,
Sigue siendo exactamente como ya tú eres:
¡Una Mujer Completa! 

La falta de Amor y de reconocimiento en las mujeres como así también la falta de valorización y agradecimiento, de cariño, de mimo y de otras ternuras y gestos nos hacen sentir poco valiosas, poco importantes.
Pero la falta de pareja en la mujer hace que sienta como que no vale lo suficiente para tenerla, entonces su autoestima se ve día a día lastimada y deja de reconocerse como una gran mujer para sentirse sola y hasta incluso abandonada...
Siente por momentos que la felicidad del gran amor no es posible y en esa confusión en un determinado momento se prepara para seguir estando sola toda la vida.
Y no es así...Todo llega en el momento justo, ni antes ni después.
Todo se logra pero es importante aprender a quererse, a asumirse y a sentirse bien con una misma.
Si logramos estar bien en soledad, si una a una todas las partes de nuestro cuerpo crean una armonía perfecta, si dejamos de lado ciertas obsesiones para dar paso a la vida y no esperamos sólo nos dejamos llevar, y no buscamos sólo abrimos el corazón y el alma dispuestas a dar lo mejor de nosotras...
Todo aparece, se encuentra, sin ninguna explicación lógica,porque sí, porque se dió... porque de pronto alguien detuvo la mirada en nosotras y en esos ojos vimos un camino por el que transitaríamos nosotros... los dos... luego...
No somos menos si estamos sin un compañero...
Tal vez podríamos tener muchos y no ser felices con ninguno...
No somos menos porque en este momento estamos sin pareja, o porque un hombre nos abandonó...
No somos menos si habiendo amado mucho un hombre no supo valorar ese amor y se marchó...
No...
Somos importantes en la vida, en la lucha diaria, en el abrazo, sólo merecemos amores de verdad, de aquellos que nos contienen, que nos respetan,que nos llevan de la mano pero que siempre y en todo momento nos permiten ser, sentir y crecer...Hay diferentes tipos de amor que muchas veces no lo son... parecen serlo nada más... 

Hay personas que tienen pareja pero se sienten tan solas y vacías como si no las tuvieran...  Hay otras que por no esperar deciden caminar al lado de alguien equivocado y esa persona en su egoísmo no permitirá que se aleje de ese camino el suyo,el propio aún sabiendo que no la hace feliz... Hay personas que sostienen matrimonios o noviazgos ya destruidos por el simple hecho de pensar que estar solos es difícil e inaceptable...  Hay personas que deciden ocupar un segundo lugar tratando de llegar al primero pero ese viaje es duro, incómodo y los llena de dolor y de abandono.

 Pero hay otras personas que están solas y viven y brillan y se entregan a la vida de la mejor manera...  Personas que no se apagan al contrario cada día se encienden másy más.  Personas que aprenden a disfrutar de la soledad porque las ayuda a acercarse a sí mismas, a crecer y a fortalecer su interior...  Esas personas son las que un día sin saber el momento exacto ni el por qué se encuentran al lado de una persona que las ama con verdadero amor...y se enamoran de una forma maravillosa...  Una mujer completa no necesita muletas... 


Vive y se entrega día a día y cuando se enamora se entrega a ese amor sin dejar de ser ella

RESISTE HASTA EL FINAL.


¿Estás a punto de desistir? por favor, no lo hagas.
¿Estas desanimado como padre, como madre, como amigo? Permanece allí.
¿Estas fatigado de hacer lo bueno? Hazlo un poco más.
¿Estas pesimista acerca de tu trabajo? Arremángate y hazlo otra vez.
¿No hay comunicación en tu matrimonio? Dale un toque más.  
Recuerda el que termina no es el que no tiene heridas o el que no está fatigado. 
A la madre Teresa se le acredita el decir: "DIOS NO NOS LLAMO PARA SER EXITOSOS,
SINO PARA SER FERVOROSOS".  
El peleador, como nuestro Maestro, esta herido y lleno de dolor.
Como Pablo, puede aun ser atado y golpeado, pero permanece.
La tierra de la promesa, dice Jesús, espera a aquellos que soportan.
Esta no es solo para aquellos que dan la vuelta de la victoria o beben hampaña.
No, señor, la tierra de la promesa es para aquellos que simplemente permanecen hasta el fin. 


CON RAZON LO LLAMAN EL SALVADOR.  

¿Qué hacer o no hacer?


Esa es la pregunta que cada mañana al abrir los ojos, retumba en mi cabeza y a la vez estremece mi cuerpo, la misma pregunta que cuando creo haberle dado una respuesta, sencillamente aparecen las dudas, sin saber entonces, si la respuesta ofrecida a mi interrogante es la decisión correcta a tomar, o es un camino de penumbras e incierto y siento temor de equivocarme y perder nuevamente.
¿Qué hago, le doy el valor y la decisión a mis sentimientos?, no lo creo, pues son mis sentimientos tan confusos que al momento de emprender la marcha, un obstáculo de la nada se atraviesa en mi camino, diciéndome, piénsalo bien, esto podría cambiar el rumbo de tu destino y no sabrás que te deparara, y así como aparece ese obstáculo aparece otro, el cual me dice nunca sabrás si ese era el sendero a recorrer si no lo descubres por ti solo.
Me siento tan indeciso, que me vuelvo a preguntar, ¿lo hago o no lo hago? ¿Qué camino escojo?, mi pecho se siente acorralado por la duda, un pesar incontrolable me devora en la angustia y tengo miedo que al escoger un camino se me bloque el paso y cuando quiera regresar al otro la llave se me ha extraviado y no me dejen entrar. Me digo a mí mismo, si no te encuentras conforme en el camino que escogiste intenta otro, en ese momento balanceo las posibilidades que existen.
Pienso, navego en un mar que conozco, donde las aguas son mansas en la mayoría del tiempo, sin embargo, en instantes cambia y se vuelven agresivas y donde ni el mejor capitán del mundo desearía estar, pero en lo profundo de ese mar se encuentra el tesoro más preciado en mi vida, el cual no tiene valor, no porque no valga nada, sino que no lo cambiaría por nada en el universo.
En el otro lado de la balanza, se encuentra aquel mar, que desde el primer momento que lo descubrí, observe en él sus preciosas y cristalinas aguas, un paraíso en todo el sentido de la palabra, en el no he naufragado lo suficiente, pero sólo al sentir esa tranquilidad que irradia, me hace sentir bien, como nunca me había sentido antes, lo único que alguien más está entrando a navegarlo, a descubrirlo, con mayor paciencia y tiempo que yo, y no sé si el mar al ver dos navegantes, arroje su furia contra aquel que no conozca tanto, en ese caso sería yo.
Me vuelven a azotar las preguntas, ¿Qué hago?, sé que aquel tesoro de ese mar donde sus aguas se convierten en una furia de la naturaleza, siempre me pertenecerá por el resto de mi vida, entonces si es así, ¿intento conquistar aquel mar donde todo es paz y dejo aquel mar donde al pasar el tiempo se ha transformado para mí, en innavegable?, ¿Me arriesgo a que, ese mar incontrolable encuentre otro marinero que le dé el valor que, tal vez yo no le di?, ¿Seria capas de caer en guerra para luchar por aquel mar soñado, si este mar me lo permite, para su conquista?
No sé qué hacer, y después de todo me encuentro en el principio, con la misma pregunta dándome vueltas y vueltas por la cabeza.

¡Al ciber amor también se le llama amor!


Al ciber amor también se le llama amor
Los amores por Internet son incomprendidos, criticados y puestos en duda.
Pero el ciber amor también es amor, el sentimiento es tan real como la persona que lo siente en su corazón.
Al final, para los que están destinados a amarse, la distancia no es impedimento, e Internet les ayuda a darse la oportunidad de amar y ser amados.

 El corazón humano es sumamente generoso: no sólo tiene la capacidad de amar desde la cercanía sino también desde la distancia.
Hemos aprendido nuevas formas de amar que incluyen pantallas, clics y emoticones, porque sencillamente muchas veces sonreímos más con una ventana de conversación que con alguien que se encuentra a nuestro lado.
Así que no hay que limitar nuestros sentimientos: al ciber amor también se le llama amor.
Hago esta aclaración porque muchas personas sienten que una relación virtual no conoce de compromisos y no hay nada más desacertado que asumir eso: ¿acaso la distancia involucra no amar? ¿Acaso si un compromiso se establece desde la presencialidad significa que va a ser respetado? ¿Acaso hay una ley que diga que el amor es unívoco?
En esta situación hay un poco de todo, no podemos quedarnos con pensamientos pasados que sólo satanizan lo que puede llegar a ser un hermoso palacio para el amor.
Si seguimos diciendo que todas las personas en la red son malas, sólo encontraremos eso: seres con nefastas intenciones.
Pero se trata de ir más allá, de reconocer que hay hombres con buenos sentimientos que hacen uso de la red al igual que nosotras.
El amor por internet es una realidad y yo me atrevería a decir que necesita de un mayor cuidado: si no tienes a ese ser especial en frente, lo más probable es que hayan mayores malos entendidos.
Lo que no debemos olvidar es que tras la pantalla hay un hombre que siente y que espera encontrar la misma sinceridad que nosotras anhelamos; por eso debemos ser nosotras mismas, evitando la tentación de crear una segunda o tercera personalidad que juzguemos “más interesante”, porque tanto en el mundo virtual como en el de carne hueso, es bonito sentir que alguien se ha enamorado de la espontaneidad de nuestro corazón.
Debemos ser sinceras y reconocer lo que queremos con ese amor virtual y lo que quiere quien nos acompaña, porque de esa claridad depende que sepamos construir un lugar para cuidar de ese amor.
No nos detengamos porque ese ser por el cual sentimos tan bellos sentimientos sólo lo hemos visto a través de una pantalla: puede que la computadora sea algo fría, pero nuestro corazón es real y está lleno de ternura para ese hombre que nos ha demostrado que tiene mucho de especial en él.
Si en verdad amas, ¡entrégate a ello! Las relaciones no siempre inician como debiera ser: fijándose primero en el alma y luego en el cuerpo. Y verás que un día los besos virtuales serán besos reales, que ya no leerás tan hermosas palabras sino que te las susurrarán al oído, que ya no soñarás con abrazar porque estarás amarrada a los brazos de tu amado.
El cielo siempre reúne a quienes de verdad  se aman, sin importar que se hayan conocido desde la presencialidad o a través de un chat.
Así que mi bella amiga, ¡no lo dudes más!

Muere lentamente


Muere lentamente quien no viaja,

quien no lee,

quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

No más lágrimas


No más lágrimas
A veces sentimos que ya nada vale la pena, no encontramos una razón para vivir, tenemos un dolor tan grande que nos desgarra el alma, no encontramos sentido a nada, nos refugiamos en las lágrimas, en el encierro, nos aislamos, guardamos resentimientos, y llenamos nuestro corazón de odio… ¿Y qué logramos con esto?
-Sólo denigrarnos, que piensen que no valemos y que no podemos salir adelante por nosotras mismas-
Compartir
¿Por qué no nos damosla oportunidady nos detenemos a pensar si ese “algo o alguien” vale la pena para encontrarnos así de mal? ¿Qué puede ser más valioso que tu misma?
Recuerda esta frase: “Lo que no te mata, te hace más fuerte”.
Este es el mejor momento para valorarte y quererte; déjate llevar por tu instinto de mujer que grita dentro de ti que quiere sentirse viva, libera tu corazón del odio, despeja tu mente de preocupaciones, da más, espera menos, y sobre todo ten esperanza.
Que nada de lo que pase te detenga, tú puedes salir adelante a pesar de los sufrimientos que tengas que pasar. Toma lo mejor de todo, recoge los pedazos de tu corazón, reconstruye tus ideales y sigue… nunca te detengas ante nada y si tienes hijos date cuenta que ellos juegan un rol muy grande en tu vida, quiero que tú, MUJER, te sientas fuerte, valiosa, tal como lo eres. Que le demuestres al mundo lo grande que eres y lo poco que necesitas de un hombre para salir adelante y ser feliz…

Es verdad que las decepciones duelen pero también es verdad que tú, mujer, eres menos frágil y más fuerte de lo que muchos piensan.
Demuéstrales que no importan las tormentas, las desilusiones, las espinas clavadas, las veces que tu corazón dejó de latir, la tristeza, la frustración , la amargura o la impotencia… Envuelve ese dolorpara hacerte más fuerte y al paso del tiempo puedas sentirte una mujer más valorada por ti y por quienes te rodean: tu familia, hijos y amigos, que todos ellos te vean con orgullo por quien eres y lo que puedes lograr cuando te lo propones.

-Una mujer capaz de todo-
No te amargues porque las cosas no salieron como tú pensabas, sólo abre tus alas y busca otro cielo donde volar.No vivas hacia atrás, no te recargues en las sombras, cambia de punto de partida.
Vive cada una de las etapas. Si estás en duelo, vive ese duelo; pero cuando lo pases, busca la inmensidad de tu camino, mira al cielo y siente tus alas con ganas de volar. No voltees para atrás, da vuelta a la hoja y empieza a escribir una nueva historia.

Tu propia historia: la que tú quieres:
Un amigo una vez me dijo “el dolor es como un tigre hambriento,de pronto te das cuenta que estás frente a él, de nada servirá que corras, porque de todos modos ter alcanzará. Es mejor abrazar al tigre y dejar que te coma”.
Así que no huyas del dolor, vive el dolor como todo; sólo viviendo las cosas aprenderás a valorar todo lo bueno que aún te queda, pero no te encierres en él: vívelo y pasa esa etapa, para que cuando salgas de ese dolor, sepas sentirte una mujer nueva y renovada…

Los amigos están en todas partes


Los amigos están en todas partes
En cualquier lugar, allí donde vayamos, siempre hay personas desconocidas, y cualquiera de ellas podría llegar a entablar una amistad con nosotras.
No caminemos por la vida escudándonos y evitándonos unos a otros, porque podríamos estar perdiendo la oportunidad de formar una hermosa amistad con quien menos lo esperábamos.
Estemos siempre dispuestas a tender una mano amiga y a dar una oportunidad a las personas con quienes nos encontramos día a día.
Compartir
No hay nada que asuste más que enfrentarnos a nuestros propios miedos y debilidades. Muchas veces nos disfrazamos de robles cuando lo que tenemos en nuestro interior se derrumba: escodemos nuestro lado flaco tras acciones intransigentes que nos hacen olvidar que como seres humanos tenemos defectos, tristezas, dolores y heridas que no pueden disfrazarse en un olvido crónico que nos hace creer que somos las únicas mujeres en este planeta que tienen vicisitudes.
Pero todo es mentira: nuestros dolores también los han sentido otros corazones que desde el silencio han llorado y han soportado las difíciles pruebas del camino: nuestra vecina, nuestra conocida, esa extraña que ves en la calle también ha sufrido, también ha sido presa de la desesperación.
Andamos por las calles con navajas en el alma, prevenidas de todo posible ataque que la gente nos pueda ocasionar, por ello es que vivimos en decadencia, por ello es que  vivimos entre lágrimas y errores, por ello es que vivimos entre guerras, insultos y oprobios…
  • Qué es más fácil: ¿hacer enemigos o amigos? ¿Insultar y gritarle a quien hace un comentario que nos agrede o quedarse en silencio y después preguntar el por qué del sentimiento de ira? ¿Golpear o corregir con paciencia y amor? ¿Salir huyendo o quedarse a luchar? ¿Discutir con quien nos hace una crítica o aceptar con humildad su consejo? ¿Destruir o construir? ¿Rechazar o aceptar? ¿Pelear o tolerar?
Cuando vamos a construir un edificio podemos tardar años: pensamos en el diseño, en el terreno, en los materiales, en la decoración, en la electricidad, en la calefacción. Cuidamos de cada detalle, de cada etapa, de cada tarea porque queremos que todo salga perfecto. Ahora bien, ¿Cuánto se tarda en destruir un edificio que se construye durante años?Días si usamos maquinaria pesada y segundos si usamos explosivos. Lo mismo pasa con nuestras relaciones interpersonales, si no la pasamos cargando explosivos, sólo veremos en los demás a enemigos y no a personas que aunque diferentes, merecen respeto ya que también son seres humanos valiosos que todos los días luchan por vivir y pintar el cielo con sonrisas y besos.

MADRE E HIJA: RELACIÓN COMPLEJA


Amor-odio, aceptación-rechazo, alejamiento-acercamiento, son sentimientos que caracterizan, con mayor o menor intensidad, al vínculo más profundo que existe en la vida de toda mujer, la relación con su madre.
La idolatramos de niñas, la aborrecemos en la pubertad, nuestra enemiga en la adolescencia y, si todo marchó más o menos bien, la comprendemos y valoramos de adultas, acercándonos más a ella.
Pero el tiempo pasa y llega el momento de preguntarnos: ¿qué sucede cuando se es madre? En la mayoría de los casos, cuando ha habido una buena relación, ésta se estrecha aún más, es un momento de acercamiento y de reencuentro, nos damos cuenta de la complejidad que representa “hacer” personas, criar seres humanos. Sin embargo, una mala relación ocasiona un daño muchas veces irreparable.
La relación madre-hija se encuentra casi siempre en los límites; es indefinible e inalienable. Es diferente, incluso, entre hermanas. Como todo vínculo en crecimiento, es mutante: transforma y se transforma. Es necesario darnos la oportunidad de revisarla y, de ser necesario, modificarla o transmutarla en otra cosa.
Las mujeres construimos en dicha relación nuestro “yo” y nuestra identidad femenina. Por ello, cuando la madre muere y la hija teniendo aún los 15 años y en donde no hubo una figura fuerte sustituta, queda un agujero en el alma. Sin embargo, hay sucesos que aparentemente no son tan trágicos y que pueden ser tan funestos como la pérdida de la madre.
La psicóloga Inés Arribillaga, que, entre las diversas actividades que realiza, trabaja talleres de madres e hijas, nos plantea diversas situaciones, a las que por cierto llama “malas historias”:

a) El abandono, la ausencia o la indiferencia de la madre en forma permanente.
b) La competencia constante con la hija.
c) La intromisión constante en la vida de la hija.
d) Los vínculos “vampíricos” donde la madre vive a expensas de la hija.
e) La descalificación.
Revisemos cada una de ellas:
El abandono, la ausencia o la indiferencia de la madre en forma permanente, el olvido de sus obligaciones o el descuido impiden que se dé la “simbiosis” natural de la hija con la madre; es decir, el vínculo de intimidad, de confianza básica, de desvanecimiento de los límites personales en las primeras etapas del desarrollo humano. Gracias a ella, existe posteriormente diferenciación e individualización. Si no hay madre (real o sustituta), esa experiencia de ser amados incondicionalmente, de ser uno con otro, no existe y luego la buscamos de la peor manera, pagando el precio que nos pidan. Cabe mencionar que los motivos por lo que este abandono se dé pueden ser múltiples: depresión, trastornos psíquicos, situaciones críticas (migraciones, accidentes, pérdida de la libertad), turbulencias familiares, drogas, alcoholismo, etc., que provoquen una desconexión y la pérdida del contacto genuino o profundo.
La competencia constante con la hija, el compararse siempre con ella y demostrarle que es más inteligente, más deseable o más bella, según sea el valor que predomine en el otorgamiento del poder; reclamos incesantes, ataques a la felicidad de la hija, planteos de rivalidad con el padre, entre otros, provocan que se establezca desde la madre una polaridad de buena-mala que prevalece a lo largo de toda la relación, desencadenándose la envidia y los celos entre ambas. Asimilar esta rivalidad y envidia de la madre es difícil, no siempre se hace de forma consciente, pero, al ocupar más espacio que otros aspectos de la vida, tiene indudablemente un efecto destructivo.
La intromisión constante en la vida de la hija se da debido a que la “simbiosis” no se rompe y no se tolera que la hija cuestione o rompa con la forma en que se da la relación. Las consecuencias son el infantilismo crónico, la inmadurez. Es la madre sobre protectora, solícita hasta el aturdimiento, la que todo resuelve, hasta la mínima dificultad, fóbica a todo lo nuevo (amistades, actividades fuera del entorno más cercano, ideas). Se “desvive” por su hija; no tiene vida propia y por ello vive la de la hija. Por su parte, ésta cree no poder vivir sin la madre, la trae a su casa o vive con ella;, es exageradamente miedosa.
Paradójicamente, la hija crece y se desarrolla con la desaparición de la madre, o cuando decide expulsarla o relegarla a un rincón de su vida.
Los vínculos “vampíricos” —donde la madre vive a expensas de la hija— pueden darse porque la madre tiene a la hija de rehén escudada en una enfermedad psíquica o somática real o fantaseada. Son madres débiles, dependientes; depositan en la hija deberes o responsabilidades que ellas no asumen (cuidado de otros hijos, de enfermos, de sus padres, etc.). La capacidad de la hija se magnifica, pues desde muy temprana edad debe hacer frente a grandes problemas y situaciones, hacerse cargo de otros, mantener la organización doméstica, sostener emocionalmente a los padres. Se le culpa ante cada oportunidad de vida independiente con otra persona.
Este nivel de exigencia para la hija la priva de vivir su niñez, la convierte en modelo de vida de sacrificio y sobre adaptación, lo que provoca en ella serias afecciones psicosomáticas.
La descalificación, la crítica constante por exigencias desmedidas en diferentes áreas de desempeño (escolar, comportamiento, inteligencia, aptitudes, belleza, amistades, etc.), provocadas, la mayor parte de las veces, por la insuficiente valoración personal de la madre que se proyecta en la hija, atrofia la autoestima de la hija, haciéndola sentir insegura, poco valiosa.
Todos estos tipos de relaciones son inalienables; es decir, se dan en mayor o menor medida en el vínculo que se establece entre madre e hija; la intensidad o estereotipia de alguno de los rasgos, en el sentido de no poderlos reconocer y se impida la capacidad de cambio y evolución, hará más o menos saludable la relación.
Las “buenas historias”, haciendo referencia a Arribillaga, son aquellas que, pasando por innumerables vicisitudes de amor, aceptación, encuentros y desencuentros, logran crear condiciones de aprendizaje para ambas partes y de confianza en los propios alcances.
Para maternar se requiere de una alta capacidad de entrega, de discernimiento entre las propias vivencias y las de los hijos, de conciencia de las diferencias entre éstos y sus distintas necesidades físicas, psicológicas y espirituales. Y, aun así, se transitará siempre por situaciones donde por un lado estarán los juicios de valor cultural que nos indican cómo se es una buena madre y por el otro nuestra naturaleza humana, nuestros problemas y contradicciones, nuestros sentimientos.

Será más fácil lograr el equilibrio desarrollando nuestro sí mismo, ese sí mismo que se formó en el estrecho contacto con nuestra madre, con su amor y cuidados. Dejemos que viva lo que nos diferencia de nuestras madres sin borrar lo que nos hace semejantes a ella. Reconozcamos nuestro origen, veamos en nuestras madres a una mujer, con todo lo que ello implica, y enseñemos a nuestras hijas —si las tenemos— a vernos como tales. La relación entre madre e hija puede ser una de las más hermosas que experimentemos en nuestra vida, y es una de las más intensas, profundas y complejas del ser humano.

Cómo influye el estrés de los padres en los hijos


Cómo influye el estrés de los padres en los hijos
Los niños están en un proceso decrecimiento constante pero cuando son pequeños encuentran en sus padres a un auténtico referente. Los adultos tienen muchas dificultades para poder hacer frente a la conciliación laboral, es decir, para hacer frente al trabajo y también, para poder cuidar del hogar y de la familia. Estaansiedad y este estrés puede notarse en los niños. Por ejemplo, a veces, los padres empiezan el día con prisa. Suena el despertador y se agobian para poder llegar a todo: preparar el desayuno, levantar al niño, llevarle al colegio…
Sin duda, la forma en que el niño empieza el día influye en el resto de la jornada. Por ello, los niños deben disfrutar del desayuno con calma, sentir que el ritmo de la semana es positivo y no negativo, disfrutar de una actitud adecuada para ir al colegio. Para ello, si puedes, organiza tu tiempo siempre de tal forma que puedas disfrutar del desayuno en total tranquilidad con tus hijos. Habla con ellos, anímales sobre los proyectos que pueden cumplir ese día. Muchos padres y madres no pasan todo el tiempo que desearían con sus hijos porque tienen un mal horario laboral. En ese caso, conviene pensar que la calidad del tiempo es mejor que la cantidad de tiempo que se comparte en familia.

Ser madre, una heroicidad


Ser madre, una heroicidad

Estamos acostumbrados a admirar los poderes sobrenaturales de algunos héroes de ficción tan recordados como superman. Sin embargo, una madre es aquella persona que tiene la capacidad de hacer milagros con el tiempo al conseguir organizarse tan bien como para ser eficaz en su trabajo y atender de forma excelente el hogar y la familia. Combinar estaresponsabilidad con la sensación de estrés y angustia que tiene cualquier madre todavía implica un mérito mayor que no siempre sabemos admirar.
Sin embargo, lo peor es que en muchas ocasiones, son las propias madres las que no son capaces de valorar de verdad su esfuerzo, su capacidad y su fuerza a la hora de afrontar eldestino. Por el contrario, el nivel de exigencia femenino puede ser tan alto que algunas madres trabajadoras se sienten culpables por no estar todo el tiempo que querrían con sus hijos. Lo cierto es que ninguna mujer debe renunciar a su trabajo por el hecho de ser madre a menos que sea una decisión valorada, meditada y, especialmente, deseada con la mente y elcorazón. Lo cierto es que ser ama de casa también es un trabajo que implica una granresponsabilidad y capacidad de gestionar de forma adecuada las tareas: planchar, quitar el polvo de los muebles, poner la lavadora, fregar el suelo, limpiar los cristales, ordenar…
Las madres son auténticas heroínas. Personas que tienen la capacidad de amar de forma incondicional a sus hijos. Se trata de un amor generoso e infinito, incluso, podríamos decir que irrepetible ya que la realidad es que no existe otro amor tan perfecto como este.

Vivir pidiendo perdón


Una de las formas más devastadoras para anular nuestra personalidad es andar por la vida pidiendo perdón a cada momento.
Perdón porque nos equivocamos, perdón porque no somos lo que los demás quieren, perdón por amar, perdón por llorar, perdón por estar con exceso de peso, perdón por cuidarnos, perdón por el perdón mismo.

Cuando vivimos nuestra vida con el perdón en la boca, lo único que estamos haciendo es tener una excusa a flor de piel; una justificación por lo que no alcanzamos, y nos quedamos carentes de poder personal; porque no asumimos nuestro compromiso con la vida que tenemos.
¿Por qué pedir perdón sólo por pensar diferente? ¿Por qué pedir perdón por expresar nuestras emociones?
Vivir pidiendo perdón es vivir negándonos el derecho de ser quienes somos. Es priorizar el ser de los demás en detrimento del propio; es rechazarnos sistemáticamente.
Y muchas veces es sólo una defensa para seguir haciendo lo mismo, una y otra vez.
¿Por qué pides perdón? ¿Por qué no aceptas quién eres?
¿Deberías ser lo que los demás dicen? ¿Para qué?
Las mujeres que cotidianamente piden perdón, lo hacen desde su desvalorización, desde sus creencias limitantes que le enseñan a que sus derechos no son importantes, y que entre elegir a otros o así misma es de buena educación, elegir al otro.
Sin embargo, esta postura sólo nos retrotrae y angustia; nos hace descender en la escala de logros personales, y nos convertimos en dependientes oficiales.
¿Para qué pedir perdón? ¿Para qué andar por la vida pidiendo ser excusadas?¿Por qué creemos que lo que hacemos o somos requiere una excepción?
¿Qué logramos con todo esto? ¿Reconocimiento? ¿Que nos digan que somos buenas? ¿Qué nos aprueben? ¿Qué no dejen de querernos?
Sea por lo que sea que lo hagas, la única perjudicada eres tú; por eso cada vez que lo hagas, repite con amor “cancelado” y aprende a valorar el maravilloso ser que hay en ti.
Tú tienes luz, inmensa y brillante; sólo debes aprender a mirarla, y no a temerla.

¿Quien no ha sentido tristeza?


Quien no ha sentido tristeza alguna vez en la vida, se ha quedado en casa mirando por la ventana, viendo la tele, sin ganas, sin aliento y sentimos que el corazón lo tenemos como acurrucadito y con ganas de llorar y decimos estoy triste, es un sentimiento natural del ser humano, originado por una acción hacia nosotros, una situación problemática, un adiós del amor, un adiós de un amigo, la muerte de un familiar o un ser querido; estas emociones aquí mencionada nos lleva por el camino de la tristeza, y no confundamos por el camino de la amargura, el ser humano tiene una cualidad asombrosa de recuperación, la tristeza así mismo nos dice que somos seres con sentimientos, que amamos, estimamos, extrañamos, que no somos insensibles, que una situación cualquiera que sea nos lleva a un estado de tristeza, y nos damos cuenta que estamos vivos aun con dolor y tristeza.

Nadie nunca puede decir no he sentido tristeza, pues la ven como una debilidad, y muchas personas tristemente siempre quieren demostrar su supremacía sobre otros, y tal vez al llegar a casa se encierran en el baño, o su habitación y allí erupcionan como un volcán, y dar rienda suelta a su tristeza pero que malo no tener un consuelo, una palmadita al hombro, solo por no dejar ver su tristeza, la tristeza es como otro sentimiento, es otra sensación de ser y existir, debemos tener cuidado cuando la tristeza se prolonga por mucho tiempo y afecta otras aéreas de nuestra vida, allí hay que buscar una ayuda, y a veces el duelo de cada quien varía según la carga emotiva de la misma, lo importante es saber que es natural sentir tristeza, que forma parte de nuestras vivencias y de nuestro crecimiento. Hay estudios hoy en día que estudian la tristeza como parte de un todo social_ económico_ y hasta cultural, de hecho se hacen encuesta para saber cuáles son los países donde se vive con mas felicidad y menos tristezas, porque se hay convertido en un sensor o parámetro de vida, si no alcanzamos el éxito en el momento deseado nos sentimos triste( no olvidemos que el tiempo de Dios es perfecto, y las cosas nos llegan en el momento justo, sin dejar de construir lo que queremos) sentimos tristeza al terminar una relación pero nos recuperamos y aprendemos de eso, cuando nuestro equipo pierde un juego nos sentimos triste pero sobrevivimos.

Así que debemos tomar la tristeza como un proceso indiscutible que estamos vivos y sentimos, padecemos y hay futuro hasta con ella a cuesta, y cuando sea una carga muy pesada nos sacudimos con ayuda y le decimos Adiooooooos.

Escojo cuidar de mí, ser feliz


Escojo cuidar de mí, ser feliz
Hay personas, a veces amigas, que no aportan nada bueno a nuestras vidas. Personas que sólo saben criticar y ver lo malo en los demás. Son personas llenas de rabia, rencor y envidia.
No nos conviene estar junto a personas así. Debemos buscar nuestra felicidad, ver la vida de forma positiva, y si pasamos tiempo con estas personas nos acabarán contagiando y amargando.
Yo decido ser feliz, tener amistades que aporten a mi vida y no que me estén restando. ¿Y tú, qué escoges?

Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, ¿lo recibes?
Claro que no; no tienes porqué recibirlo. Igualmente, cuando una persona se acerca a ti llena de rabia, envidia y rencores te está diciendo que la aceptes con todas esas cargas que lleva.
No la aceptes en tu vida, ¿para qué? ¿Para hacer triste tu vida también?
DECIDE NO ACEPTAR ESAS MALAS PERSONAS
Y si te pregunta porqué te alejas de ella, se lo dices con palabras muy claras:
Tú me haces mal, no aportas nada a mi vida; es más, me quitas mi paz y mi bienestar. Si acepto pasar tiempo contigo me acabaré contagiando por tu forma de ser y de ver todo con tanta envidia y rencor. Eso no me hace ningún bien por lo que sintiéndolo mucho, prefiero alejarme. La envida nunca es sana, el rencor sólo engendra más rencor.
Yo tengo carencias, no soy perfecta y seguramente encuentres muchos fallos en mí, pero quiero ser una persona feliz, disfrutar de la vida, ver el mundo con buenos ojos, y eso junto a ti nunca sería posible.”
Todas tenemos la opción de elegir si vivir amargadamente o intentando ser felices.
Podemos pasar por momentos de rabia, rencor y envidia… pero esas emociones no deben albergarse en nuestro corazón de forma permanente, deben ser sólo pasajeras, deben quedar atrás.
Es necesario que controlemosesas emociones negativas y todo lo que llevamos dentro de nuestro interior.
YO QUIERO SER FELIZ y cada día trato de serlo, trato de ayudar a muchas personas y no tengo cabida en mi corazón ni tiempo para personas tan amargadas.

Si te reconoces como una mujer negativa, que siempre ve problemas en todo y sientes que todos están siempre en tu contra: intenta calmarte. Una vez lo logres podrás ver las cosas con mayor objetividad, hacerte cargo de tus emociones y no enojarte con las personas que en su momento se alejaron de ti.
Tú al igual que yo, somos dueñas de nuestros actos. Has tomado decisiones que te han llevado a donde estás y a ver las cosas como las ves. Debes asumir que tus decisiones tienen consecuencias sobre tu vida y tu visión de la vida.Todo puede cambiar, pero depende de ti y no de los demás. Tú puedes escoger salir de esa amargura que no te deja ver la luz del sol. La decisión es tuya.
Nuestra libertad es tan grande comogrande es la mujer, y por lo tanto ya sabes que todo está en tus manos. Trata de vivir contenta y feliz, que tu luz te ilumine en tus días oscuros. Sólo tú puedes hacerlo. Eres una mujer y eso te hace muy especial.

NUNCA MÁS PERMITAS QUE ALGUIEN TE MANIPULE
SE FELIZ, TE LO MERECES

¿Quien mato al amor?


¿Quien mato al amor?

Hubo una vez en la historia delmundo un día terrible en el que ODIO, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes, convocó a todos sus súbditos a una reunión urgente.Vinieron de todas partes del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión, con curiosidad por saber cuál era el propósito.
Cuando estuvieron todos reunidos, ODIO se puso de pie y dijo: Los he reunido a todos porque deseo con todo mi corazón matar alguien. Los asistentes no se extrañaron mucho pues era ODIO quien les estaba hablando y él siempre quería matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre sí quien era tan difícil de matar para que ODIO, los necesitara a todos. Quiero voluntarios que maten al odioso AMOR, dijo. Muchos sonrieron, ya que casi todos querían hacerlo de una u otra forma.
El primer voluntario fue “Mal Carácter”. Yo iré y les aseguro que en un mes, AMOR habrá muerto. Provocaré tal discordia e ira que no lo soportará, les dijo a todos.
Al cabo de un mes se reunieron otra vez para escuchar lo sucedido, pero “Mal Carácter” tenía malas noticias. Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, AMOR la superaba y salía adelante, les dijo.
Fue entonces cuando, se ofreció “Ambición” que haciendo alarde de su poder dijo: En vista de que “Mal Carácter” fracasó, iré yo. Desviaré la atención de AMOR hacia el deseo por la riqueza y el poder, y no podrá vencer la tentación. No fallaré.
“Ambición” inició el ataque hacia su víctima, quien efectivamente cayó herida, pero después de luchar ferozmente, renunció a todo deseo de poder y triunfó.
ODIO se enfureció por el fracaso de “Mal Carácter” y “Ambición” y decidió enviar a “Celos”, quien burlón y perverso inventaba toda clase de artimañas y situaciones para despistar y llenar de dudas y sospechas infundadas a su adversario AMOR. Pero este no tenía ninguna intención de morir, y con valentía y fortaleza lo venció.
Año tras año, ODIO siguió en su lucha y envió a sus más hirientes compañeros: “Frialdad”, “Egoísmo”, “Indiferencia”, “Pobreza” y a muchos otros, pero todos fracasaron, porque cuando AMOR se sentía desfallecer, tomaba de nuevo fuerzas y todo lo superaba.ODIO, convencido de que AMOR era invencible les dijo a los demás: Nada se puede hacer, hemos perdido la batalla. AMOR lo ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo hemos logrado.
De pronto, de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido, su rostro era poco visible, por lo que nadie lo reconoció. Con voz muy firme y con mucha autoridad, dijo: “Yo me encargaré de AMOR”
Confundido, pero con mucha alegría, ODIO dijo: Ve y hazlo.
Tan sólo habían pasado unos días cuando ODIO volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles que después de mucho esperar por fin: AMOR había muerto.
El sentimiento poco conocido se puso de pie, se dirigió a los presentes y les dijo:
Ahí les entrego el cuerpo sin vida de AMOR. Está muerto como deseaban todos ustedes, y sin decir nada más se marchó.
Espera dijo ODIO: ¿Cómo has podido vencerle en tan poco tiempo? ¿Acaso no hizo el menor esfuerzo para sobrevivir? ¿Quién eres tú?
El sentimiento mostró por primera vez su horrible rostro y dijo: “Soy LA RUTINA”.
“La rutina es el peor enemigo del amor humano, pero déjame decirte que hay un AMOR, que ni el tiempo, ni la distancia, ni siquiera un sentimiento de maldad puede matar, porque ese amor es incondicional y eterno, no tiene principio ni fin, ese amor es el AMOR DE DIOS” Juan 3:16

UN MINUTO


UN MINUTO SIRVE PARA SONREÍR:
SONREÍR PARA EL OTRO, PARA TI Y PARA LA VIDA.
UN MINUTO SIRVE PARA VER EL CAMINO, ADMIRAR UNA FLOR,
SENTIR EL PERFUME DE LA FLOR,
SENTIR EL CÉSPED MOJADO, PERCIBIR LA TRANSPARENCIA DEL AGUA.
SE REQUIERE APENAS DE UN MINUTO PARA EVALUAR LA INMENSIDAD DEL INFINITO,
AUNQUE SIN PODER ENTENDERLO.
UN MINUTO APENAS PARA ESCUCHAR EL CANTO DE LOS PÁJAROS.
UN MINUTO SIRVE PARA OÍR EL SILENCIO,
O COMENZAR UNA CANCIÓN.
ES EN UN MINUTO EN QUE UNO DICE EL "SÍ" O EL "NO" QUE CAMBIARÁ TODA SU VIDA.
UN MINUTO PARA UN APRETÓN DE MANOS Y CONQUISTAR UN NUEVO AMIGO.
UN MINUTO PARA SENTIR LA RESPONSABILIDAD PESAR EN LOS HOMBROS,
LA TRISTEZA DE LA DERROTA, LA AMARGURA DE LA INCERTIDUMBRE,
EL HIELO DE LA SOLEDAD, LA ANSIEDAD DE LA ESPERA, LA MARCA DE LA DECEPCIÓN,
LA ALEGRÍA DE LA VICTORIA...
EN UN MINUTO SE PUEDE AMAR, BUSCAR, COMPARTIR, PERDONAR, ESPERAR, CREER, VENCER Y SER...
EN UN SIMPLE MINUTO SE PUEDE SALVAR UNA VIDA.
TAN SÓLO UN MINUTO PARA INCENTIVAR A ALGUIEN O DESANIMARLO.

Para reflexionar...


Para ti, Mamá


Cuando viniste a este mundo, Ella te sostuvo en sus brazos. Tú se lo agradeciste gritando.


Cuando tenías un año, Ella te alimentaba y te bañaba. Tú se lo agradeciste llorando la noche entera.


Cuando tenías 2 años, Ella te enseñó a caminar. Tú se lo agradeciste huyendo de Ella cuando te llamaba.


Cuando tenías 3 años, Ella te hacía todas las comidas con amor.Tú se lo agradeciste tirando el plato al piso.


Cuando tenías 4 años,Ella te dió unos lápices de colores.Tú se lo agradeciste pintando todas las paredes del comedor.


Cuando tenías 5 años,Ella te vestía para las ocasiones especiales.Tú se lo Agradeciste tirándote por la pila de barro más cercana.


Cuando tenías 6 años,Ella te llevaba a la escuela.Tú se lo agradeciste gritándole: ¡NO VOY A IR!


Cuando tenías 7 años,Ella te regaló una pelota.Tú se lo agradeciste arrojándola contra la ventana del vecino.


Cuando tenías 8 años,Ella te trajo un helado.Tú se lo agradeciste derramándoselo sobre su falda.


Cuando tenías 9 años,Ella té pago unas clases de piano.Tú se lo agradeciste nunca practicando.


Cuando tenías 10 años,Ella te llevaba con el auto a todas partesde Gimnasio al partido de fútbol,de fiestas de cumpleaños, a otras fiestas.Tú se lo agradeciste cuando salías del coche y nunca mirabas atrás.


Cuando tenías 11 años,Ella te llevó a ti y a tus amigos a ver una película.Tú se lo agradeciste diciéndole que se sentara en otra fila.


Cuando tenías 12 años,Ella te aconsejó que no miraras ciertos programas.Tú se lo agradeciste esperando que ella se fuera de la casa.


Cuando tenías 13 años,Ella te sugirió un corte de pelo que estaba de moda.Tú se lo agradeciste diciéndole que Ella no tenia gusto.


Cuando tenías 14,Ella té pagó un mes de vacaciones en el campamento de verano.Tú se lo agradeciste olvidándote de escribirle una carta.


Cuando tenías 15,Ella venía de trabajar y quería darte un abrazo.Tú se lo agradeciste cerrando con llave la puerta de tu habitación.


Cuando tenías 16,Ella te enseñó cómo manejar su coche.Tú se lo agradeciste usándoselo todas las veces que podías.


Cuando tenías 17 años,Ella esperaba una llamada importante.Tú se lo agradeciste, hablando por teléfono toda la noche.


Cuando tenías 18,Ella lloró en la fiesta de tu graduación de la escuela.Tú se lo agradeciste estando de fiestas hasta el amanecer.


Cuando tenías 19 añosElla té pagó la cuota de la universidad,te llevó en coche hasta el campus y cargó tus maletas.Tú se lo agradeciste diciéndole adiós desde fuera del dormitorio,así no te sentirías avergonzado ante tus amigos.


Cuando tenías 20,Ella te preguntó si estabas saliendo con alguien.Tú se lo agradeciste diciéndole: "A Ti no te importa eso"


Cuando tenías 21,Ella te sugirió algunas carreras para tu futuro.Tú se lo agradeciste diciéndole: "No quiero ser como Tú."


Cuando tenías 22,Ella te abrazó en la fiesta de graduación de la Universidad.Tú se lo agradeciste diciéndole si te podía pagar un viaje a Europa.


Cuando tenías 23,Ella te dio algunos muebles para tu primer departamento.Tú se lo agradeciste diciéndoles a tus amigos que los muebles eran feos.


Cuando tenías 24,Ella conoció a tu futura esposa y le preguntó sus planes para el futuro.Tú se lo agradeciste con una mirada feroz y le gritaste "¡Cállate!".


Cuando tenías 27,Ella te ayudó a pagar los gastos de tu boda y llorando te dijo que te amaba muchísimo.Tú se lo agradeciste mudándote por la mitad de el país.


Cuando tenías 30,Ella te dió algunos consejos para cuidar al bebé.Tú se lo agradeciste, diciéndole que las cosas son diferentes ahora.


Cuando tenías 40,Ella te llamó para recordarte el cumpleaños de tu Papá.Tú se lo agradeciste diciéndole que estabas muy ocupado.


Cuando tenías 50,Ella se enfermó y necesitó que la cuidaras.Tú se lo agradeciste leyendo sobre la carga que representan los padres hacia los hijos.



De repente, un día,Ella silenciosamente murió. Y todas las cosas que nunca hiciste cayeron como un trueno.



Tomémonos un momento para rendir honor y tributo a la persona que llamamos Mamá, aunque algunos no la pueden llamar así de ese modo abiertamente.


No hay sustituto para Ella.Alegra cada momento. Aunque a veces, Ella no parezca la mejor de las amigas, quizás no concuerde con tu forma de pensar, pero aún así...


¡Es tú Madre! Ella estará allí para ayudarte con tus dolores, tus penas, tus frustraciones.


Pregúntate a ti mismo:¿Has separado tiempo para estar con Ella, para escuchar sus quejas sobre el trabajo en la cocina, su cansancio?


Sé prudente, generoso y muéstrale el debido respeto, aunque tú pienses diferente de Ella. Una vez que se vaya de este mundo, solamente los recuerdos cariñosos del Ser Que Llamamos Mamá...Solo Eso Nos Queda

Google+ Followers