Gracias Señor



Gracias Señor,
por este día que nos regalaste...
por la familia, por el trabajo,
por el amor, la amistad.

Gracias Señor,
porque tu Amor
está siempre presente.

Querido DIOS:



Querido DIOS:
Te doy las GRACIAS
por recordar despertarme esta mañana...
A mí y a todas las personas que amo...

Amén!

Gracias Dios


Hoy quiero gritar que aunque mi vida no sea perfecta,
agradezco a DIOS por todo lo que me da !

GRACIAS DIOS !

Pido a Dios



Pido a Dios 
que donde mires, veas ALEGRÍA,
que lo que toques, sea AMOR,
que lo que sientas, sea PAZ
y hacia donde camines,
sea tu FELICIDAD.

Te digo un Secreto?



Te digo un Secreto?
Te llevo siempre en mis Oraciones
y le pido a DIOS que siempre te vaya muy bien
en todo y que te BENDIGA MUCHO !!!

Bendiciones para TI y TU Familia!



Bendiciones
para TI y TU Familia!

Dios te Bendiga ... DIOS NUNCA TE ABANDONA!



¡Que el Amor de Dios llene tu Corazón
de Gozo, Paz y Esperanza,
Hoy, Mañana y Siempre !

Dios te Bendiga ...
DIOS NUNCA TE ABANDONA!

Que Dios te dé:



Que DIOS te dé...
por cada tormenta, un arcoiris...
por cada lágrima, una sonrisa...
por cada oración, una respuesta!

GRACIAS ! Dios te bendiga Hoy, Mañana y Siempre!!!



GRACIAS !
Dios te bendiga
Hoy, Mañana y 
Siempre!!!

DIOS TE BENDIGA SIEMPRE!



No permitas que se apaguen,
Son para que las cosas vayan mejor 
en tu vida.

SALUD para TI y TU Familia
TRABAJO bien remunerado
y que el AMOR nunca falte en tu vida.

DIOS TE BENDIGA SIEMPRE!

Dios te Bendiga


Te envío Luz
para que ilumine tu día!!
Bendiciones...

Padre Nuestro Bendice a mis Amistades y Familiares


A los ojos tristes hay que hacerles menos preguntas.


No te canses de hacer el bien



No te canses de hacer el bien
ni de luchar por lo que anhelas,
porque a su tiempo recibirás tu Recompensa
FELIZ LUNES !!

Buenos dias para Ti, Para Mi



Buenos dias para Ti,
Para Mi, Para Todos... A
empezar la semanita 
con el pie derecho
y la Bendición de Dios !!

Gracias Dios



Gracias Dios porque
aunque no tengo Mucho dinero
Ni grandes lujos
tengo Vida, Salud y una
Familia Hermosa que no
cambio por Nada.

He Visto a la FELICIDAD y me ha dicho que iba a tu casa



He Visto a la FELICIDAD y me ha dicho
que iba a tu casa, le he pedido
que llevase también a la SALUD
y al AMOR  Tratalos Bien
van de mi parte.
FELIZ NAVIDAD !!

Para los Buenos Momentos GRATITUD, Para los Malos MUCHA ESPERANZA



Para los Buenos Momentos
GRATITUD, Para los Malos MUCHA ESPERANZA
Para cada día una ilusión y Siempre, Siempre
FELICIDAD
Esto es lo que te deseo
en esta Navidad.

Que el Niño Jesús, con su infinito amor y su bondad, ilumine tu hogar




Que el Niño Jesús, 
con su infinito amor y su bondad, 
ilumine tu hogar, y lo colme 
de dicha y bendiciones !!!

Que tus Bendiciones sean muchas mas .



Te mando la primera Flor 
de Navidad para que tus
Problemas sean menos y
tus bendiciones sean Mucho mas...

Mi único deseo para Navidad es ver a Mi Familia



Mi único deseo para Navidad
es ver a Mi Familia 
SANOS, UNIDOS, ALEGRES
Y FELICES !!!

La vida me enseñó que siempre hay que buscarle el lado bueno a las cosas



Sabes por qué en mi cara
siempre hay una sonrisa?

Porque la vida me enseñó que siempre hay que buscarle el lado bueno a las cosas y recordar que "TODO PASA POR ALGO", y por más que sientas que la vida te golpea una y otra vez, lucha por seguir, por mirar al futuro...

Y siempre ten presente, que la vida no va a ser justo, por eso cada vez que la vida te haga pasar un mal momento, tú demuéstrale que eres lo suficientemente fuerte para seguir adelante, y recuerda... Mantén tu sonrisa siempre aunque tu corazón llore.

Tu dolor nadie lo siente, tus alegrías nadie las nota



Tu dolor nadie lo siente,
tus alegrías nadie las nota,
tus tristezas nadie las ve,
pero pórtate mal, comete un error,
sal a divertirte, di lo que sientes,
y verás que TODOS lo notan, lo sienten,
lo ven, lo comentan y hasta le
AUMENTAN MÁS DE LO QUE ES!

Donde la ignorancia habla, la inteligencia calla.



Hay gente que cree que me he callado
sólo porque no respondo
a sus provocaciones.
Pero yo digo:
Donde la ignorancia habla,
la inteligencia calla.

CUANDO YA NO PUEDO MÁS.... Miro a MIS HIJOS



CUANDO YA NO PUEDO MÁS....
Miro a MIS HIJOS 
y me doy cuenta de que por ellos
soy capaz de luchar contra todo y todos.
Y, aunque me caiga, sé que por ellos
me levantaré con fuerzas porque
SON TODO EN MI VIDA.

Valdrá la pena perder tanto… por tan poco?


Antes de ser infiel, piensa que estas cambiando tardes y noches enteras por, como mucho, dos horas… Que estas eligiendo los besos de alguien que te tiene ganas en vez de los de la persona que te ama… Que estas prefiriendo a una persona para la cual eres ”alguien más” en vez de la persona que quizás sea la única a la que de verdad le importes… Que estas prefiriendo a alguien que pensó que estabas ”bueno/a” en vez alguien que cree que eres la persona mas hermosa del mundo…

Que estas optando por alguien que te alimenta el ego en vez de optar por alguien que te llena el corazón… Que estas apartando de tu lado a una persona que daría la vida por ti por alguien a quien apenas le interesas… Que estas traicionando la confianza de alguien que piensa y se preocupa por tí las 24hs a cambio de alguien que probablemente te olvide mañana.

La persona infiel casi siempre destruye su familia; por unos minutos de placer egoísta pierde el respeto de su pareja, lastima profundamente a sus hijos, y con el paso de los años descubre que por nada perdió todo, pero casi siempre es tarde. Porque no se puede jugar con fuego sin que alguien se queme. Valdrá la pena perder tanto… por tan poco?

Mi presente y mi futuro están en las manos de Dios



Derribada pero “NO” Destruida… Esto quiere decir que puedo estar pasando un momento de decepción, dolor, tristeza o prueba; pero esto no será permanente. En algún momento cambiará, pasará. No permaneceré estática en el tiempo, ni ante lo que estoy pasando. Seguiré luchando aunque sienta que mis fuerzas se agotan. No me rendiré ante el fracaso porque sé que Dios tiene planificado algo mejor para mí. Mi presente y mi futuro y lo por venir está en sus soberanas manos. Mi tiempo está sujeto al suyo, él tiene el control de todo.

Derribada significa que puede que ahora esté en el suelo porque la batalla ha sido fuerte y me he cansado; pero aún en el suelo no he perdido la batalla. Puedo sorprendentemente ganar, obtener la victoria. Quiere decir que en medio de mis debilidades e insuficiencias, él se glorifica, me muestra Su poder.

Aunque haya recibido fuertes golpes, sigo con mi armadura puesta. Y si sigo con mi armadura puesta eso quiere decir que soy una guerrera. Si soy una guerrera, me quedo batallando aunque muera en el intento, pero no me rindo. No le voy a permitir al miedo imponerse sobre mi vida y sobre mis sueños.

Derribada implica que me encamino a hacerle la guerra a la tristeza con una sonrisa esperanzadora que me obliga a pensar que me esperan días mejores.

Derribada …porque provengo de Dios, él es mi creador, mi padre, su corazón late en el mío, por tanto yo seguiré adelante.

Eres el reflejo de tus actos



No eres responsable de la cara que tienes, eres responsable de la cara que pones.

Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada.
Cierto día, un perrito buscando refugio del sol,
logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa.

El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera.

Al terminar de subirlas se topó con una puerta semi-abierta; lentamente se adentró en el cuarto.
Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían 1000 perritos más,
observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos.

El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco.
Los 1000 perritos hicieron lo mismo.
Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos.
El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también
le sonreían y ladraban alegremente con él.
Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para sí mismo:
“¡Qué lugar tan agradable… voy a venir más seguido a visitarlo!”

Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró en el mismo cuarto.
Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos del cuarto se sintió amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva.
Posteriormente empezó a gruñir, obviamente vio como los 1000 perritos le gruñían a él.
Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros 1000 perritos le ladraron también a él.
Cuando este perrito salió del cuarto pensó:
“¡Qué lugar tan horrible es éste… nunca más volveré a entrar allí!”.

En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:
“La casa de los 1000 espejos”.

Todos los rostros del mundo son espejos.
Decide qué rostro llevarás por dentro y ése será el que mostrarás.
El reflejo de tus gestos y acciones es lo que proyectas ante los demás.

Las cosas más bellas del mundo no se ven ni se tocan, sólo se sienten con el corazón.

Aprendamos a tratar a los demás como queremos ser tratados.

 EL VENENO

La hija llega y le dice a su padre:

– ¡Papá, ya no aguanto más a la vecina! Quiero matarla, pero tengo miedo que me descubran. ¿Puedes ayudarme con eso? El padre le responde:– 

Claro que sí mi amor, pero hay una condición… Tendrás que hacer las paces con ella para que después nadie desconfíe que fuiste vos cuando ella muera. Tendrás que cuidarla muy bien, ser gentil, agradecida, paciente, cariñosa, menos egoísta, retribuir siempre, escucharla más… ¿Ves este polvito? Todos los días pondrás un poco en su comida. Así ella morirá de a poco. 

Pasados 30 días, la hija vuelve a decir al padre:
– Ya no quiero que ella muera. La amo. ¿Y ahora? ¿Cómo hago para cortar el efecto del veneno? El padre entonces le responde:
– ¡No te preocupes! Lo que te dí fue polvito de arroz.
Ella no morirá, porque el veneno estaba en ti. 

Cuando alimentamos rencores, morimos de a poco.
Aprendamos a hacer las paces con quienes nos ofenden y nos lastiman.
Aprendamos a tratar a los demás como queremos ser tratados. Aprendamos a tener la iniciativa de amar, de dar, de donar, de servir, de regalar, y no solo querer ganar y ser servido


NUNCA GUARDES NADA PARA UNA OCASIÓN ESPECIAL

Mi amigo abrió el cajón de la mesita de noche de su mujer y sacó un paquetito envuelto en un papel blanco. Éste, dijo, no es un simple paquete, es ropa interior.

Tiró el papel y observó la preciosa seda del conjunto.


“Lo compró la primera vez que fuimos a New York, hace 8 ó 9 años… Nunca lo usó.” Lo guardaba para una ocasión especial. Bien. Creo que ésta es la ocasión adecuada. Se acercó a la cama y apoyó el conjunto al lado de la ropa que llevaría a la funeraria: su mujer acababa de morir.

Se giró hacia mí y me dijo: “NUNCA GUARDES NADA PARA UNA OCASIÓN ESPECIAL, CADA DÍA QUE VIVES ES UNA OCASIÓN ESPECIAL”.

Todavía pienso cómo me han cambiado la vida estas palabras. Ahora leo más y limpio menos, me siento en la terraza…

… y admiro el panorama sin prestar atención a los hierbajos del jardín.

Paso más tiempo con mi familia y mis amigos, y menos trabajando. He entendido que la vida es un conjunto de experiencias para gozar, no para sobrevivir. No guardo nada. Uso los mejores vasos todos los días. Me pongo el traje nuevo para ir al supermercado si me apetece. Ya no guardo mi mejor colonia para fiestas especiales, la uso todas las veces que me apetece.

Las frases “Un día..” y “uno de estos días…” han desaparecido de mi vocabulario.

Si merece la pena hacerlo ahora….. ¿por qué esperar?

No sé lo que habría hecho la mujer de mi amigo, si hubiese sabido que no estaría aquí mañana.

Creo que habría llamado a sus familiares y sus amigos más íntimos; a lo mejor habría llamado a viejos amigos para disculparse por viejas peleas…. Me gusta pensar que habría ido a un restaurante chino… Su preferido.

Son estas pequeñas cosas no hechas las que me molestarían si supiera que tengo las horas contadas.

Molesto porque dejaría de ver a los amigos que vería “uno de estos días”…. Molesto por no escribir esas cartas que quería escribir “algún día”……

Molesto y triste porque no dije a mis hermanos y a mis hijos cuánto les quiero….. Ahora intento no guardar nada que añadiría risa y alegría a nuestras vidas….

Cada día me digo a mi mismo que éste es un día especial.
Cada día, cada hora, cada minuto es especial…

Valora lo que tienes


PIENSA EN ESTOY 

– Si te es difícil conseguir dormir esta noche, apenas recuerda a la familia

sin hogar que no tiene ninguna ni una cama para dormir.

– Si te encuentras atorado en el trafico no te desesperes, hay gente

en este mundo para la cual conducir seria un privilegio.

– Si tienes un mal día en el trabajo piensa en el hombre que lleva tres meses buscando trabajo.

– Si te desesperas por lo mal que te ha ido con tu pareja, piensa en la persona que nunca ha conocido el amor.

– Si tu coche te deja millas lejos de pedir ayuda. Piensa en el paralítico quien pedía la oportunidad de tomar esa caminata.

– Si notas un pelo gris nuevo en el espejo; piensa en el paciente con cáncer que desea tener pelo.

– Si te encuentras victima de la amargura de la gente, ignorancia, pequeñez o inseguridades;

Recuerda que las cosas podrían ser peores.

Tu podrías ser una de ellas

Cuando alguien te dice “QUE DIOS TE BENDIGA”


Cuando alguien te dice “QUE DIOS TE BENDIGA” no solo te está deseando lo mejor para ti,  sino que también está actuando en favor suyo.
Pues, cuando Bendices a alguien también atraes el favor de Dios hacia ti.
El efecto de la Bendición es multiplicador, ya que es dado por Dios a sus Hijos.
¡¡¡Bendiciones!!!

El significado de la bendición:

La bendición, invoca el apoyo activo de Dios para el bienestar de la persona, habla del agradecimiento, confiere prosperidad y felicidad en la persona que recibe buenos deseos de nuestra parte.
La bendición comienza en el hogar, en las relaciones de padres e hijos.

Los niños que reciben el regalo de la bendición de parte de sus padres, tienen un buen comienzo espiritual y emocional en la vida. Reciben un firme fundamento de amor y aceptación.
Este principio también se aplica a la íntima relación de pareja.
Las amistades se profundizan y fortalecen, la hermandad de las Iglesias se incrementa, trayendo compañerismo, sanidad y esperanza a muchos que nunca han recibido una palabra de bendición.

El poder de la vida y la muerte está en la Palabra.
Al bendecir, se otorga vida, no sólo al que recibe la bendición, sino también al que la da.

Por eso, hoy te bendigo, mi bendición va para ti, porque al bendecirte de todo corazón, me bendigo a mí mismo.
Reparte bendiciones donde vayas, no sólo de palabras, sino de hechos.

Ellas volverán a ti, cuando menos lo esperes.
En general, la persona que vive en la presencia de Dios, amándole y obedeciéndole, goza de la bendición divina siempre.

¡¡¡Qué Dios Derrame una lluvia de Bendiciones a todo el mundo..!!!

Cuando los Hijos se Van…


Hay que aceptarlos con esa condición, hay que criarlos con esa idea,


Hay que asumir esa realidad.No es que se van… es que la vida se los lleva.
Ya no eres su centro.

Ya no eres propietario, eres consejero.

No diriges, aceptas.

No mandas, acompañas.

No proyectas, respetas.

Ya necesitan otro amor, otro nido y otras perspectivas.

Ya les crecieron las alas y quieren volar.

Ya les crecieron las raíces y maduraron por dentro.

Ya les pasaron las borrascas de la adolescencia y tomaron el
timón.

Ya miraron de frente la vida y sintieron el llamado, para
vivirla por su cuenta.

Ya saben que son capaces de las mayores aventuras, y de la más
completa realización.

Ya buscaran un amor, que los respete, que quiera compartir,
sin temores ni angustias las altas y las bajas en el camino, que les
endulce el recorrido y los ayude en el fin que quieren conseguir.

Y si esa primera experiencia fue equivocada, tendrán la
sabiduría y las fuerzas, para soltarla, así, otro amor les llegará para
compartir sus vidas en armonía.

Ya no les caben las raíces en tu maceta, ni les basta tu abono
para nutrirse, ni tu agua para saciarse, ni tu protección para vivir!

Quieren crecer en otra dimensión, desarrollar su personalidad,
enfrentar el viento de la vida, al asombro del amor y al rendimiento de
sus facultades.

Tienen un camino y quieren explorarlo. Lo importante es que
sepan desandarlo.

Tienen alas y quieren abrirlas. Lo importante es que sean
limpias, de un vuelo alto y de conciencia recta.

Tienen juventud y quieren vivirla. Lo importante es el
corazón sensible, la libertad asumida y la pasión a flor de piel.

Que la rienda sea con responsabilidad, y la formación, llena
de luz.

Tú quedas adentro:

En el cimiento de su edificio.

En la raíz de su árbol.

En la corteza de su estructura

El lo profundo de su corazón.

Tú quedas atrás:

En la estela luminosa que deja el barco al partir.

En el beso que les mandas.

En el pañuelo que los despide.

En la oración que los sigue.

¡En la lágrima que los acompaña!

Tú quedas siempre en su interior, aunque cambies de lugar.

Qué razón tenías papá



Cuando me dijiste que a mi edad Aun no estaba preparado para controlar mi vida,
Que era yo muy joven,
Que esperara un poco más de tiempo
Y luego tú mismo me ayudarías a independizarme.
Y, sin embargo… preferí no escucharte…
Te dejé con la palabra en la boca,
Y me fui de la casa,
Según yo, a comerme al mundo a rebanadas.

Repetiste una y otra vez que tú y mi mamá sólo querían lo mejor para mí,
Y que sus regaños no eran por desamor…
Trataste de explicarme que la comprensión
No era darme siempre la razón;
Pero, a pesar de ello,
En muchas ocasiones preferiste ceder, y callar;
Con esa actitud tan conciliadora que adoptaba,
Con tal de que yo no cumpliera mis constantes amenazas,
Mientras yo los acusaba de ser los peores padres.

Qué Razón tenías Papá,

Cuando te acercaste a mí,
Y me suplicaste que viviera conforme a mi edad,
Porque la juventud es como un suspiro del alma,
Y cuando nos damos cuenta,
Los años nos llevan ventaja;

Me suplicaste que no abandonara la escuela
Porque de ello dependería gran parte de mi vida en el futuro;
“no cometas el mismo error que yo, hijo “,
Me dijiste en aquella ocasión,
Y sin embargo mi respuesta fue:
“Tú que sabes de eso “?
Lo que pasa es que tú ya estas viejo…
“No sé cómo no te cansas de estarme dando sermones “…
Fue por eso que, solo llegué hasta la secundaria…

Recuerdo que mi madre me sentó cariñosamente en sus piernas,
Y me habló de las mujeres,
Me explico que una relación de pareja va más allá de la atracción física,
Y la pasión;
Platicó cómo se conocieron y la manera en que la conquistaste,
De la forma en que se ama a los hijos,
Del respeto hacia la esposa,
Y el cariño con el que se le debe tratar,
Y ya ves, papá,
Apenas cumplí la mayoría de la edad y me tuve que casar,
Por esa falta de responsabilidad…

Qué razón tenías papá,
Que antes de marcharme de la casa,
Intentaste detenerme,
Y con lágrimas en los ojos me aclaraste:
“Algún día tú también serás papá,
Y podrás entenderme, hijo “,
Y en pago a eso te miré fijamente a los ojos y te dije:
“Yo sí seré un buen padre,
A mis hijos, no los estaré fastidiando tanto,
Dejaré que sean los que ellos quieran,
Y que sean felices “,
Y en un tono más soberbio repetí:
“Yo voy a ser mejor que ustedes “.
Me aconsejaste que, pasara lo que pasara,
Viviera como viviera, nunca me humillara ante los demás,
Porque la dignidad no se vende, no se pierde,
Y hasta la libertad tiene sus límites,
Y apenas me sentí libre,
Aproveché para emborracharme con mis amigos hasta desfallecer,
Y desperté tirado en una calle, sucio, maloliente;
Me atreví a pedir limosna
Y ante la desesperación se me hizo fácil robar,
Aunque me advertiste que mi enemigo no estaba en la casa,
Sino en las calles, Disfrazado de falsos amigos,
Absurdos placeres y dinero manchado…

Qué razón tenías papá,
Cuando me adelantaste que si abandonaba el hogar,
Mi madre moriría de pena y tristeza,
Y yo qué hice… me burlé de ti,
Te aclaré que si eso sucedía sería por tu culpa,
Por la vida tan estricta que nos dabas,
Por las exigencias y por tu concepto de la disciplina y la responsabilidad,
Porque cuando llegabas a la casa hacías llorar a mi madre
con tus ridículos obsequios,
Cuánto tiempo me tardé en comprender que esas lágrimas,
Eran de alegría, y no de dolor o tristeza…

Un día, me tomaste entre tus brazos y me dijiste muy quedito al oído
Esas cosas que aún gurdo en mi corazón:
“ojalá nunca crecieras, hijo mío,
Ojalá siempre fueras mi pequeñito y yo siguiera siendo
tu héroe para toda la vida,
Imaginar, que siempre tendrás 6 años “,
Pero ya ves, papá,
Hoy me arrepiento de todas esas palabras contra tú,
De mis actos que tanto te dañaron,
De tantas noches que te tuve a tú y a mi mamá en vela por
no llegar de la fiesta,
De las mentiras mal armadas que inventaba con tal de no
escuchar tus sabios consejos,
De recordar cómo te humillaste varias veces frente a mí,
Con tal de yo tuviera esa falsa razón;
De pisotear tu dignidad con mis gritos y reclamos,
Y cientos y cientos de reproches en contra de ese cariño incondicional…

Mírame ahora, papá,
Sentado en una sala de hospital,
Lleno de angustia,
Esperando noticias sobre la salud de mi hijo,
Ese… al que yo iba a educar…
Mejor que tú a mí,
Sí… también él se sintió grande,
A pesar de mis consejos decidió no escucharme y,
Hacer su propia vida como lo hice yo,
Le pido a Dios que me ayude,
Y a tú, mi gran héroe de siempre,
Que ojalá me hayas perdonado… todo….
Me costó mucho tiempo, dolor, y sufrimiento,
Pero después de tantos años,
Logre entender que por fin te amé, papá,
Más de lo que yo creía…
Qué Razón tenías, Papá…

Te extraño ojalá el cielo tuviera un teléfono .



Ojalá el cielo tuviera teléfono para poder escuchar la voz de aquellas personas que ya no están, que se van sin avisar pero que quedan siempre en nuestros corazones. 
Personas que ya son parte de tu historia, que se han quedado grabadas en tu alma y mente… y que se, seguramente, extrañas mucho.Escucharía tus dulces besos a través del telefono, es lo único que le falta al cielo, tener un pequeño telefono para poder conversar, para poder escuchar tu voz, la gente dice que tu estás en mi corazón, pero eso no lo entiende mi razón, el no escuchar tu voz, diciendome de tu amor. Dios hizo tantas maravillas, el mar, el sol, las estrellas, pero se olvido de colocar un guía para a el cielo llamar. Y no se lo reclamo, El lo hizo así y cumplo su voluntad. Pero sería hermoso al cielo poderte llamar, y llamarlo a El también. 

Hoy quiero recordar a estos, los personajes eternos, que sólo con cerrar los ojos los tenemos con nosotros y que sabemos que desde arriba siempre nos están cuidando y velando por nosotros… acá nos lamentamos un poco que ya no están pero ellos se sonríen desde el cielo mirándonos vivir y esperando con ansias nuestro encuentro en el paraíso… Pero sabes una cosa? Hoy me conformo con no llorar, para que tu no sufras y así dejarte descansar. Te quiero más alla de la vida y la muerte y sé que algún día con permiso de Dios nos volveremos a encontrar.

No soy perfecta, porque no nací para serlo



No soy perfecta, ni pretendo serlo.
Sólo soy un corazón que busca hacer las cosas como las siente.
¿Decido mal? Muchas veces
¿Hablo demás? También
¿Me equivoco? La mayoría de las veces.
¿Me ganan mis sentimientos? A veces no lo puedo evitar
¿Desequilibrada? También
¿Me tropiezo? Una y otra vez
¿Soy perfecta? Si lo fuera no tendría nada que aprender.
¿Creo a ciegas? Y… ¿Quién no tiene fe?
¿Me confundo? A veces no sé ni como me llamo
¿Malos entendidos? Tengo mis propios paradigmas q alimentan mi visión. Pero como tu y como todos, busco siempre levantarme, iniciar de nuevo y seguir mi camino. No soy perfecta, porque simplemente nadie lo es, difícilmente alguien tan imperfecto, pueda juzgar a alguien más. No soy perfecta, porque no nací para serlo, el propòsito para mi vida definitivamente, no es el agradar a nadie.
El propósito de mi vida está escrito en mi corazón, es ùnico e irrepetible. Y se aprovecha de mis debilidades, carencias, fortalezas y habilidades, para hacer algo grandioso. Un corazón transparente, es aquel corazón imperfecto, que a pesar de tantos errores, es capaz de poner las cartas sobre la mesa, y con eso negociar.
No busco ser perfecta, porque me perdería de tanto aprendizaje.
No te prometo ser perfecta, pero si te prometo ser auténtica.

De su madre, con amor.Bella carta de una padre para sus hijos



Hoy quiero regalarles algo hijos míos, que espero lo guarden mientras vivan... No los pongan nunca en un rincón, son para que los utilicen todos los días. Tienen que estar siempre con ustedes, para que  puedan regalárselos a sus hijos también a su debido tiempo.

No los guarden, úsenlos. 
No los ignoren, llévenlos siempre presentes.
Son de su madre, con todo su amor.

Les regalo la Fe, para que crean en Dios.
Les regalo el amor, para que lo vivan profundamente en todos sus ámbitos y les colme los sentidos.
Les regalo la esperanza, para que nunca se den por vencidos y siempre su llama permanezca encendida en los momentos más difíciles de su vida.
Les regalo la amistad, para que sepan valorar a sus amigos y siempre se encuentren arropado por ellos.
Les regalo la alegría, para que luzcan siempre una sonrisa en su cara y sean felices.
Les regalo la fuerza, para que luchen siempre firme por sus convicciones.
Les regalo la empatía, para que se sitúen siempre en el lugar del "otro", eso les reconfortará su vida.

Y estos más...
Les regalo la honestidad, la humildad, la sinceridad, la perseverancia, para que nunca se olviden quienes son, de dónde vienen y a dónde van...

Cuando estaban en mi vientre, Dios me entregó estos presentes para ustedes, hay alguno más, pero ya se los entregaré después.

A mi,  Dios  también me hizo varios regalos, los más maravillosos de mi vida...USTEDES!!

Siempre velaré por todos, como Dios vela siempre por nosotros.
Guarden sus regalos toda tu vida y serán dichosos.

De su madre, con amor.

Ser mamá es quedar partida para siempre...



Ser madre es ser casa, guarida, colchón, almohada, mantita que abriga, red que sostiene, agua que calma. Ser madre es ser garantía, ciencia, prueba y error y todo junto. Ser madre es sentirse a cargo de los bienes más preciados de la vida.
Es ser testigo íntimo de la perfección humana; es no poder zafar nunca más de la finitud; es poder más por otros que por una misma. Ser madre es vivir eternamente agradecida.
Ser madre es el mayor privilegio de la aventura existencial.
Ser madre es ser la naturaleza misma en expresión pura. Ser mamá es quedar partida para siempre, es vivir enamorada, es despertarse con pluses de sentido. Ser madre es tan simple y tan complejo como la vida misma. Ser madre es convivir con pasiones desatadas, puras, masivas, intensas, poderosas. Ser madre es vivir al ritmo del corazón, volcán en erupción permanente. Ser madre es mucho, es enorme, es intenso, fascinante, desgastante, demandante, exquisito, irrenunciable, alucinante, milagroso y hermoso”

8 mentiras de mi madre .



Esta historia comienza cuando era niño… nací pobre. A menudo no teníamos suficiente qué comer. Cuando teníamos algún alimento, Mamá solía darme su porción de arroz. Mientras pasaba su arroz a mi tazón, solía decir: “Cómete este arroz, hijo, yo no tengo hambre”. Aquella fue la primera mentira de Mamá.
Al crecer, Mamá renunció a su tiempo libre para pescar en un río cercano a nuestra casa; ella esperaba que de los peces que pescase, me podría dar proveer de un alimento más nutritivo para mi crecimiento. Una vez, cuando sólo había pescado dos peces, hizo sopa de pescado. Mientras tomaba la sopa, Mamá se sentó a mi lado y comió lo que quedaba en el hueso del pez que me había comido; mi corazón se estremeció al verla. Una vez que le pasé el otro pescado, lo rehusó y dijo: “Cómete el pescado, hijo, a mí en realidad no me gusta el pescado”. Esa fue la segunda mentira de Mamá.
Cuando, para poder pagar mi educación, Mamá fue a una fábrica de fósforos para traer a casa algunas cajetillas usadas, las que llenaba con cerillas nuevas. Esto la ayudaba a ganar algún dinero para cubrir nuestras necesidades. Una noche invernal me desperté y hallé a Mamá llenando las cajetillas a la luz de una vela. Así que le dije: “Mamá, vete a dormir; es tarde, puedes seguir trabajando mañana en la mañana”. Mamá sonrió y dijo: “Vete a dormir, hijo, no estoy cansada”. Esa fue la tercera mentira de Mamá.
Cuando tuve que hacer mi examen final, Mamá me acompañó. Después del amanecer, ella me esperó por horas en el calor del día. Cuando sonó la campana, corrí a encontrarme con ella… Mamá me abrazó y me dio un vaso de té que había preparado un termo. El té no era tan fuerte como el AMOR de Mamá. Viéndola cubierta de sudor, de una vez le pasé mi vaso y le pedí que tomase también. Mamá dijo: “Toma tú, hijo, que yo no tengo sed.” Esa fue la cuarta mentira de Mamá.
Tras la muerte de Papá, Mamá tuvo que desempeñar el papel de ambos. Mantuvo su empleo anterior; tenía que satisfacer sola nuestras necesidades. Nuestra vida familiar se tornó más complicada, pasábamos hambre. Viendo empeorar nuestra condición familiar, mi bondadoso tío, quien vivía cerca a nuestra casa, vino a ayudarnos a resolver nuestros problemas grandes y pequeños. Nuestros otros vecinos vieron que estábamos en pobreza por lo que aconsejaban a Mamá que se volviera a casar. Pero ella rehusó casarse de nuevo diciendo: “No necesito AMOR”. Esa fue la quinta mentira de Mamá.
Al terminar mis estudios y obtener un empleo, llegó el tiempo para que mi anciana madre se jubilase pero ella siguió yendo al mercado cada mañana para vender algunos vegetales. Yo le seguía enviando dinero pero ella era persistente y aún me enviaba de vuelta el dinero diciendo: “Tengo suficiente”. Esa fue la sexta mentira de Mamá.
Seguí mis estudios de maestría a tiempo parcial. Financiado por la corporación estadounidenses para la cual trabajaba, tuve éxito en mis estudios. Con un gran aumento en mi salario, decidí traer a Mamá a disfrutar la vida en los Estados Unidos pero ella no quiso molestar a su hijo. Me dijo: “No estoy acostumbrada a vivir por lo alto”. Esa fue la séptima mentira de Mamá.
En su vejez, Mamá fue atacada por el cáncer y tuvo que ser hospitalizada. Como ahora vivía al otro lado del océano, fui a casa a ver a Mamá, quien se hallaba encamada tras una operación. Mamá intentó sonreír pero yo estaba quebrantado por verla tan delgada y frágil. Pero Mamá dijo: “No llores, hijo, no me duele”. Esa fue la octava mentira de Mamá… y diciéndola, falleció.

La carta de una mujer golpeada por su esposo



Esta carta te la escribo mi querido esposo, con las últimas fuerzas que me quedan después de tener una pequeña riña contigo... Recuerdo cuando nos conocimos, lo caballero que eras, limpio, elegante, atento, educado, un hombre como pocos según mis ojos ciegos, y a pesar de tu mala actitud no me daba cuenta de nada y me fui enamorando como loca de ti, dependía de tus caprichos, ya sabes educada a la antigua con moral y con prejuicios, tú para conjurar todo me regalaste ilusiones, miles de estrellas y buenos deseos, sin duda me convenciste que eras con quien deseaba pasar el resto de mi vida.
Una tarde toda ilusionada enamorada y vestida de blanco recorrí el sendero para llegar a ti, con la esperanza que nuestro mundo sería siempre de color de rosa, y llegó el tan ansiado "Hasta que la muerte nos separe", todos aplaudieron, tus ojos brillaron, ilusa... si, sellaste el pacto con Besos de Sangre invisible... Fiesta y solo dos semanas de vida armoniosa, porque una mañana te enojaste pues tu camisa preferida no estaba planchada, ahí comenzó todo, me golpeaste y saliste apresurado, pensé tengo yo la culpa por no tener su ropa limpia y te perdoné; como si nada hubiera pasado a ti, por la noche me entregué a ti aún con el cuerpo dolorido.
Este mal trato fue más continuo con la llegada de los niños, pues te incomodaban sus gritos, si, ni dudarlo corazón eras precavido me golpeabas diciéndome que "Era la forma de demostrarme tu cariño" y yo lo creía, necesitaba hacerlo, porque te amaba y no podía dejarte, la maldita excusa de siempre ¿Que dirán de mi? o los niños están pequeños necesita a papá, y siempre te justificaba por no aceptar que era mi cobardía a enfrentar la vida en soledad, por lo que en verdad no te abandonaba, además el juramento y la alianza de que nos separe la muerte ¿como romperlo?. Si esta vida la había elegido yo, nadie me forzó.
A veces tus golpes ya no me dolían, fuiste cruel y yo cobarde, hicimos de esto una rutina, me pegabas como para reafirmar tu jerarquía, tú eres el que manda soy tu mujer y tengo que obedecer, nada ni nadie nos podía separar, creo que en lugar de casarnos, no noté que para ti fue comprarme para tener sirvienta y prostituta gratis, no una mujer para amar y compartir.
Esta noche me golpeaste como nunca en el vientre, la cara, todo el cuerpo y casi me desvanecí, te asustaste y saliste despavorido, yo tomé fuerzas de nada y salí a denunciarte (que tardé) pues a media calle, está mi cuerpo inconsciente y mientras me llevan al hospital voy pensando que es verdad, sólo la muerte nos va a separar, una promesa que cumpliremos; una muerte que loca y ansiosa en tus manos fui a encontrar y todo por amarte y ser cobarde, no tolerar el ¿que dirán?. Si eso es, ahora llegó el fin y veo a mis hijos que lloran, les han anunciado mi fallecimiento, no los puedo consolar, y me pregunto ¿porque no te dejé el primer día que me golpeaste? ellos hubieran sido felices y no tan temerosos de ti y de mi... Ya se va y acaba el sufrimiento, ahora lloras e imploras llevando a mi tumba flores cómo cuando éramos novios ¿para que? esas no las quería ni en vida, sólo anhelaba tus caricias y tu aceptación, y sólo obtuve tus golpes y mi propia humillación.
Te dejo amor mío, por fin la muerte nos separó (cumplí a la perfección la promesa), eres libre, sólo te pido que no golpees a nadie; mi cuerpo y mi alma por fin ya no siente dolor.
ATENTAMENTE:
Tú mujer a la que golpeabas y que por cobarde nunca se defendió.

Google+ Followers