EL MAESTRO Y EL ALACRÁN...

Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.
Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.

Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:
P...erdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?"
El maestro respondió:
"La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".
Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.
No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma
precauciones.


3 comentarios:

  1. asi es que esta leccion se trataba para dejarnos saber que somos tan tercos como los alacrenes? tambien ellos tienen que morir de un modo o otro, ademas yo no sabia que alguien puede resister mas de un piquete,de alacran, sin que se tenga que atender rapidamente, ademas que es mas importante, tener una naturaleza prudente o un presumido maestro?

    ResponderEliminar
  2. lo k esta moraleja nos enseña es,, k debemos hacer el bien sin mirar a kien. y sin importar la raza el color o de donde bengan, debemos ayudar a los demas para k podamos vivir en un mundo mejor.

    ResponderEliminar

Google+ Followers