Nunca te avergüences

Nunca critiques tu fisico, ni te avergüences de ser asi. Dios te hizo a su imagen y semejanza y eres obra suya y cabe recordar que todo lo que Dios hace, lo hace perfecto. Si te criticas, estás criticando la obra que Dios hizo en ti, amate como eres, él te hizo especial… El nunca hace copias!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers