Hay personas que son capaces de alejarse de ti.Déjalos ir.

Hay personas que son capaces de alejarse de ti.
¡Escúchame cuando te digo esto!
Cuando hay gente que te da la espalda: Déjalos ir.
No quiero que tú trates de convencer a otra persona de que se quede contigo,
que te ame, que te llame, que cuide de ti, que venga a verte, que se queden atados a ti.
Quiero decir, ¡cuelga el teléfono!. Cuando alguien prefiere alejarse de ti, déjale que se vaya.
Tu dest...ino nunca está atado a alguien que se fue.

La Biblia dice que “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros,
porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros;
pero salieron para que se manifestara que no todos son de nosotros.” (1 Juan 2: 19).
Las personas que te dejan lo hacen porque no están unidos a ti.
Si no están unidos a ti, no puedes hacer que se queden. Déjalos ir.
Y no significa que sean malas personas, solo significa que su parte en tu historia ya terminó.
Y tienes que darte cuenta cuando su parte en tu historia se acabó,
de manera que no te quedes intentando hacer que los muertos se paren.
Debes saber cuando están muertos.

Yo creo en el adiós. No es que yo sea una persona que odia.
Es que soy leal, y lo que Dios desea que yo tenga, Él me lo dará.
Y si toma demasiado sudor o esfuerzo, no lo necesito.
Para ya de rogarles a las personas para que se queden. Déjalos ir!
Si te estás aferrando a algo que no te pertenece y nunca debió ser parte de tu vida, entonces necesitas…
¡Déjalo ir!
Si te estás aferrando a heridas y dolores del pasado…
¡Déjalos ir!
Si alguien no es capaz de tratarte bien, amarte como tú le amas, reconocer tu valor…
¡Déjalo ir!
Si alguien te ha hecho enojar mucho… ¡Déjalo ir!
Si te estás aferrando a algunos pensamientos de venganza y maldad…
¡Déjalos ir!
Si estás envuelto en una relación equivocada o una adicción…
¡Déjala ir!
Si te estás aferrando a un empleo que no satisface tus necesidades o talentos…
¡Déjalo ir!
Si tienes una mala actitud… ¡Déjala ir!
Si sigues juzgando a los demás para sentirte mejor…
¡Déjalo ir!
Si te estás aferrando al pasado y Dios está tratando de llevarte a un nivel superior en Él… ¡Suéltate … déjalo ir!
Si estás luchando con la sanación de una relación rota…
¡Déjala ir!
Si sigues intentando ayudar a alguien que ni siquiera trata de ayudarse a sí mismo…
¡Déjalo ir!
Si sientes depresión y estrés… ¡Déjalos ir!
Si hay alguna situación que estás acostumbrado a manejar por ti mismo y Dios te está diciendo “suelta ya tus manos”… ¡Déjala ir!
Deja que el pasado se quede en el pasado. Olvida ya las cosas anteriores. Dios está tratando de hacer algo nuevo para ti hoy mismo. !Déjalo ir!
“La batalla es del Señor!”
Todo lo que no te de paz interior y no sea de bendición para ti, “Déjalo ir!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers