"UNA HORA DE TIEMPO "

Una tarde. Llegaba un hombre a su casa
despues de una muy larga jornada de trabajo.
Al abrir la puerta vio con sobresalto
que su hijo lo esperaba, impaciente...

-Papa, cuanto ganas por hora?
El padre dirigio un gesto muy severo al niño y repuso:

-No me molestes que estoy cansado.

-Pero papa- insistia-, dime, por favor, cuanto ganas por hora?

La reaccion del padre fue menos severa.
Solo contesto: Tres mil pesos por hora.

-Papa, me podrias prestar quinientos pesos?

El padre monto en colera y dijo:
vete a dormir y no me molestes.

Habia caido la noche.
El padre habia meditado lo sucedido y se sentia culpable,
y queriendo desahogar su conciencia dolida,
se asomo al cuarto de su hijo. En voz baja pregunto al pequeno:
Duermes hijo mio?

-Dime, papa-, contesto entre sueños.
-Aqui tienes el dinero que me pediste-, respondió el padre.

El pequeño le dio las gracias,
y mentiendo su manita bajo la almohada saco unos billetes.

-Ahora ya complete el dinero; tengo tres mil pesos.
Me podrías vender una hora de tu tiempo?
Volver arriba Ir abajo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers