Empieza por cambiar de actitud; tú eres una mujer valiosa

Empieza por cambiar de actitud; tú eres una mujer valiosa, una persona que merece respeto, que merece consideración, que merece un trato digno, que merece ser escuchada, respetada y valorada en todo sentido, si allí donde tú estás, no recibes estos dones, es porque alguien está en el lugar equivocado y ese alguien no eres tú ¡Debes entenderlo!, tú no tienes ninguna necesid ...ad de bajar la vista ante nadie, ni de sentirte inferior ante cualquiera, porque cualquiera que tú co...nozcas, también va al baño, se cepilla y se lava los dientes, igual que tú y yo ¿de acuerdo? ¡no hay tal superioridad! y menos si alguien cobardemente trata de imponértela, levanta la cara y atrévete a decirle:“Lo siento querido, pero tus derechos terminan, donde comienzan los míos”, verás que se quedará pensando y tú… ¡Habrás ganado la batalla! y de paso… ¡habrás subido gloriosamente tu autoestima..Nunca Olvides que te Quiero Mucho

1 comentario:

  1. Muy buen mensaje. Que sea Dios ayudándonos a nosotras las damas a darnos cuenta de esto. Bendiciones.

    ResponderEliminar

Google+ Followers