Cada persona tiene su historia y cada uno sabe cuánto le pesan y le duelen sus heridas



Cada persona tiene su historia y
cada uno sabe cuánto le pesan y le duelen sus heridas.

Por eso, respeta, no juzgues, aprendamos a dar una sonrisa en todo momento.... 

Las vidas de la gente no las sabemos, ni sus secretos, ni sus tristezas, sólo sabemos que al igual que cada uno de nosotros, hay un camino recorrido, con piedras y con flores, con alegrías y sinsabores, con tropiezos y triunfos. Los zapatos del otro no los hemos calzado, nunca sabremos cuáles son sus reales penas, lo difícil que pudo haber sido la vida... 

Respetemos y exijamos respeto por nuestras vidas... que las críticas no hagan eco en tu mente... la gente que vale la pena no juzga, sólo comprende.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers