Cada madre es única y especial

Ser madre es maravilloso, y muchas veces rehuimos de serlo.

Ser padres es sacrificado, pero merece totalmente el esfuerzo.

Se puede ser feliz con o sin hijos, pero tenerlos es siempre motivo de alegría.


Sea cual sea la razón, todos consciente o inconscientemente deseamos algún día tener hijos. Y aunque nos pese física o económicamente, los hijos siempre nos cambian la vida para siempre.

Hay que entender que “ser padres es la única profesión en la que primero se otorga el titulo y luego se cursa la carrera” y todos aquellos que ya han obtenido “el titulo” saben muy bien a lo que me estoy refiriendo.

Nadie es perfecto, los padres también cometen errores pero la mayor parte de el tiempo aprenden de sus errores y siempre buscan el bienestar de sus hijos por encima de sus propias necesidades y de sus posibilidades.

Recuerda que nadie nace sabiendo cómo ser padre o como criar a una criatura, esas cosas se van aprendiendo sobre ruedas. Y cada experiencia nueva con tus hijos te irá enseñando y capacitando para nuevos logros que serán en un futuro todo tu orgullo


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers