No dejes que tus victorias suban a la cabeza o tus fracasos vayan al corazón.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers