Porque si no diriges tu propia vida, alguien lo hará por ti!

Si me siento deprimido, cantaré.
Si me siento triste, reiré.
Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo, me lanzaré adelante.
Si me siento inferior, vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro, levantaré la voz.
Si siento pobreza, pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante, recordaré mis metas.

... Si se apodera de mi la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
Si siento complacencia, recordaré mis competidores.
Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza
Si me siento todopoderoso, procuraré detener el viento.
Si alcanzo grandes riquezas, recordaré una boca hambrienta.
Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
Si pienso que mi habilidad no tiene igual, contemplaré las estrellas.

Podemos elegir la alegría, en vez de la tristeza
Escoger la felicidad, en lugar de las lagrimas
Optar por la acción y no por la apatía
Podemos preferir desarrollarnos, en vez de estancarnos y quejarnos
Podemos escoger la vida!
Y más aún podemos elegirnos a nosotros mismos
Porque si no diriges tu propia vida, alguien lo hará por ti!

1 comentario:

  1. cuando tomas las rindas de tu vida optaras por lo que esta presente mas no te lanzaras por lo que llega sin rumbo y futuro fijo

    ResponderEliminar

Google+ Followers