Si algún día tienes ganas de llorar...



Si algún día tienes ganas de llorar...
Sólo llámame. No prometo hacerte reír,
pero puedo llorar contigo.

Si algún día quieres huir...
Llámame.  No detendré tu huida,
pero puedo ir contigo.

Si algún día no quieres escuchar a nadie.
Llámame.  Prometo estar ahí contigo,
prometo estar quieto.

Pero, si algún día me llamas...
Y no hay respuesta... Ven a verme.
Tal vez ese día TE NECESITO.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers