Video Reflexión,-Papi ¿Me puedes vender una hora de tu tiempo? –


CUANTO GANAS POR HORA, PAPI?

Cierto día un niño recibía a su padre, quien volvía de su trabajo, con una voz tímida y unos de admiración, le hizo la siguiente pregunta:

¿Cuánto ganas por hora, papi?

Un tanto sorprendido el padre, se dirigió al niño con un gesto fuerte y severo, y le dijo:

- Mira, hijo, eso ni tu madre lo sabe.

No me molestes ya, estoy cansado.

-- Pero papi... – insistió el niño

- por favor, solo dime, ¿cuánto ganas por hora? -

El padre, por fin, respondió fríamente: gano diez dólares por hora.

-El niño dijo: Bueno, Papi, ¿me podrías prestar diez dólares?

Con una actitud molesta, el padre estalló y dijo:

- ¿Así que esa era la razón de saber cuánto gano, verdad?.

Ve a dormirte inmediatamente y no me molestes ya, muchacho aprovechado. -

Había pasado cierto tiempo de la noche cuando el padre había meditado lo sucedido y se sintió culpable.

Y una de las conjeturas del padre era: Quizás mi hijo quería comprar algo.

En fin, queriendo aplacar su conciencia, llegó al cuarto de su hijo.

-¿Duermes hijo? - preguntó el padre.

-No Papi, dime - dijo el niño un tanto soñoliento.

-Aquí tienes el dinero que me pediste - dijo el padre.

-¡Gracias, Papi! - contestó el pequeño, mientras metía la mano bajo la
almohada y sacaba unos billetes,…el niño se sentía triunfante, y dijo:

- ¡Ahora, ya completé! ¡Tengo diez dólares! - decía a su padre,
quien con gesto interrogante, escuchó a su hijo:

-Papi ¿Me puedes vender una hora de tu tiempo? –



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers