Nunca podrás hablar de rosas sin espinas



Nunca podrás hablar 
de rosas sin espinas,
así como tampoco podrás hablar 
de éxito sin sacrificio.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers