Nadie que te haga sentir mal te merece.



Nadie que te haga sentir mal te merece.


Muchas veces descuidamos el amor, lo dejamos abandonado, dejamos de pensar en nuestra pareja, y acaba importándonos únicamente aquellos problemas que tenemos.

Cuando esto pasa, cada cual en la pareja tiende a alejarse del otro, sus corazones se distancian y todo acaba en promesas incumplidas… Se cae en forma muy triste, supone mucho tiempo de esperas que se vuelven eternas, de planes y sueños que al final quedan en la nada…

- Sólo promesas al viento-

Es difícil recuperar el tiempo que se va, pero lo más triste del amor, es que aunque cada persona ama de distinta forma, siempre esperamos que nos amen como nosotros amamos.

Pero eso es muy difícil, sólo tú sabes amar de esa manera; cuando ya sientes vacío y ausencia de amor, entonces es momento de alejarse, de pensar que las palabras no eran tales, así que a volver a vivir y empezar la vida sin esa persona.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers