Si queremos saber cómo es el amor incondicional de Dios

¡¡Feliz día mama!!


Si queremos saber cómo es el amor incondicional de Dios, solo tenemos que experimentarlo a través del amor de una madre hacia su hijo… entonces te vas a dar cuenta de lo que estamos hablando. Una madre perdona a pesar de nuestro comportamiento, de nuestros berrinches y de nuestras palabras hirientes… siempre nos defiende con uñas y dientes, jamás piensa que somos culpables ante graves situaciones que podamos atravesar.
A pesar de todo perdona y deja pasar todo porque siempre considera que somos inocentes, jamás toma en cuenta nuestros atropellos y nuestra ira.
Nunca guarda rencor y es capaz de dar su propia vida para salvar la de sus hijos. Siempre hace todo lo posible para vernos siempre felices.

El circulo del odio
El dueño de una empresa le gritó a su administrador, porque en ese momento estaba muy nervioso.

El administrador llegó a su casa y le gritó a su esposa, acusándola de gastar demasiado, al verla con un vestido nuevo.

La esposa le gritó a la empleada porque había roto un plato. La empleada le dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar. El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la calle, porque le molestaba su presencia.

Esa señora fue al hospital para que le curaran las heridas y le gritó al médico porque al curarla le hizo daño.

El médico llegó a su casa y le gritó a su madre, porque la comida no estaba en su punto. La madre le acarició los cabellos y le dijo: Hijo, mañana te haré tu comida favorita. Tú trabajas mucho, estás cansado y necesitas de una buena noche de descanso. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas, para que descanses profundamente y mañana te sentirás mejor. Luego lo bendijo y salió de la habitación, dejándolo descansar.

En ese momento, se interrumpió el Círculo del odio, porque chocó con la Paciencia, el Perdón y el Amor.
¡¡Así es nuestro Dios!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers