Me enseñaron que en la vida el que no arriesga



Me enseñaron que en la vida el que no arriesga mucho, no gana mucho. 
Qué amar a medias no es amar y que no vivir intensamente es tan solo sobrevivir. 
Me enseñaron que lo bueno tarda en llegar y que si en el camino hay piedras, tan solo hay que levantarlas y construir un castillo con ellas. 
Me enseñaron que vivir sin decir te amo es estar anestesiado y que aunque las respuestas no sean las que queres escuchar tenes que valorar la valentía de los que prefieren decirte siempre la verdad. 
Me enseñaron que mentir es asesinar el corazón, todos los días un poquito, que perdonar es sanador no sólo hacía el otro sino hacia vos mismo. 
Me enseñaron a ser justa, pero no imparcial. Las imparcialidades son para los que prefieren vivir la vida como espectador sin tomar partido por las cosas en las que creen, porque obvio, es más fácil.
Pero hay algo que nadie me enseñó, algo que aprendí sola: a amarme a mí misma incondicionalmente por sobre todas las cosas.

EVERLASTING LOVE 
Flor Quiroles

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers