La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad

Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos, buenos y bien conocidos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Google+ Followers